Miley Cyrus estalla

    Cargando reproductor ...
23/08/2019

Ya hace un par de semanas que se conoció la impactante noticia sobre la ruptura entre Miley Cyrus y Liam Hemsworth. La pareja decidió poner fin a su matrimonio tras siete meses casados y diez años de relación a sus espaldas.

ETIQUETAS:

En tan solo un puñado de días muchas han sido las noticias que se han sucedido sobre la expareja, como la nueva relación de Miley con Kaitlynn Carter, las declaraciones de Brody Jenner sobre la relación de su exmujer y Cyrus, las primeras palabras de Liam Hemsworth sobre su ruptura con Miley... y ahora, la cantante ha recurrido a las redes sociales para compartir un duro mensaje.

Después de conocerse que Liam finalmente ha solicitado el divorcio y no hay vuelta atrás, aunque muchos fans de la pareja aún apuestan por una reconciliación, han empezado a correr rumores sobre una supuesta infidelidad por parte de Miley, que sería el principal motivo por el que Hemsworth decidió terminar con su matrimonio. Conociendo el historial de la cantante, no sería del todo descabellado pensar algo así, pero, la propia Miley se ha encargado de desmentirlo a golpe de tuit.

«Puedo aceptar que la vida que he elegido significa que debo tiener una vida completamente abierta y transparente con mis fans, a quienes amo, y al público, el 100% del tiempo. Lo que no puedo aceptar es que me digan que miento para encubrir un crimen que no he cometido. No tengo nada que ocultar», comienza la cantante en el primer tuit.

Miley siempre ha destacado por ser una persona que hace caso omiso a las críticas y rumores sobre su persona, pero parece ser que esta vez la cantante ha llegado al tope de su paciencia: «No es ningún secreto que pasé mi adolescencia y principios de mis veinte de fiesta. No solo fumé, sino que abogé por la marihuana, experimenté con drogas y mi canción más importante hasta la fecha es sobre bailar con éxtasis y esnifar líneas en el baño», continúa la actriz, señalando algunos de sus escándolos más conocidos en el siguiente tuit: «Cagué mis relaciones y fui infiel cuando era joven. Perdí un contrato a los 17 con Walmart por fumar salvia en un bong. Me echaron de un hotel por comprarle a Liam una pastel en forma de pene por su cumpleaños y lamerlo. Posé desnuda sobre una bola de demolición. Probablemente en Internet hay más desnudos míos que de cualquier otra mujer en la historia», enumera la artista.

«Pero la verdad es que, una vez que Liam y yo nos reconciliamos, lo dije en serio y me comprometí con ello. No hay secretos que descubrir. He aprendido de cada experiencia en mi vida. No soy perfecto, no quiero serlo, es aburrido. He ido creciendo frente a ti, pero la única conclusión es que he crecido», continúa diciendo. La artista nunca ha querido edulcorar sus relaciones y siempre ha hablado con verdades, sin avergonzarse de sus actos o esconder su verdadera forma de ser.

«Puedo admitir muchas cosas, pero me niego a admitir que mi matrimonio terminó por una infidelidad. Liam y yo hemos estado juntos por una década. Lo he dicho antes y sigue siendo cierto, amo a Liam y siempre lo haré. Pero, en este punto he tenido que tomar una decisión saludable para mí, para dejar atrás una vida anterior. Soy más feliz y saludable de lo que he sido en mucho tiempo. Puedes decir que disfruto haciendo twerking, que fumo marihuana, que soy un ‘hillbilly’ (termino peyorativo para referirse a los habitantes de áreas remotas) con la boca sucia, pero no soy una mentirosa. Me enorgullece decir que simplemente estoy en un lugar diferente de donde estaba cuando era más joven», finaliza la cantante.

Esta confesión a suscitado multitud de comentarios: tanto palabras de apoyo a Miley como duras críticas hacia su persona por su ‘falta de compromiso’ con Liam. Sea como sea, cada persona tendrá un opinión al respecto, pero lo que nadie puede negar es que Miley ha sabido escoger las palabras perfectas para transmitir todo lo que se lleva guardando durante una larga temporada. Y lo ha hecho con la cabeza bien alta y destrozando los argumentos de sus haters. Punto para Cyrus.