Juan Borgognoni/EFE

Una pieza de museo y una pajarita de 27 años, protagonizan las campanadas

En el primer día del año, las presentadoras de este acontecimiento y los modelos elegidos para la ocasión, son el centro de atención

JOAQUINA DUEÑAS Madrid

Ver el modelo que lucen las presentadoras de las campanadas en las diferentes cadenas se ha convertido en una tradición más de los últimos años, especialmente, desde que Cristina Pedroche lo elevara a la categoría de acontecimiento con sus originales diseños. Hasta entonces, lo más característico cada año era la inmutabilidad de la capa de Ramón García en Televisión Española. Y precisamente él, como exponente de la tradición, y Pedroche, como representante de la innovación han sido los dos protagonistas de la última noche del año.

La madrileña se presentó junto a Alberto Chicote con un abrigo repleto de alas de insectos, creación de BUJ Studio, un casquete plateado y unos zapatos futuristas a juego de Manuel Albarrán. Un estilismo ideado un año más por Josie que se podría entender como alegoría de la metamorfosis además de como homenaje a la moda española y más concretamente a Manuel Piña. Y es que, bajo el complejo abrigo, Pedroche escondía un vestido de la colección de primavera-verano de 1991 del desaparecido diseñador manchego salido directamente del Museo Manuel Piña de Manzanares.

Pdroche con la creación de Manuel Piña. / Juan Borgognoni/EFE

Un diseño perteneciente a la última colección presentada por el diseñador en la Pasarela Cibeles confeccionado en tafetán calado con acabados metálicos, corte geométrico asimétrico y un interesante juego de volúmenes mediante dos grandes aros.

El contrapunto a toda esta puesta en escena la puso Ibai Llanos que arrasó con su streaming en Twitch junto a Ramón García. El creador de contenidos consiguió reunir de forma simultánea a cerca de 800.000 personas y su audiencia por internet fue de 2,2 millones. Tradición y modernidad conjugadas en una retransmisión en la que, por supuesto, no faltó la icónica capa del bilbaíno. Otro detalle del estilismo de esta pareja fue la pajarita multicolor que lució Ibai, la misma con la que se estrenó Ramón junto a Ana Obregón en sus primeras campanadas en 1995. Un regalo del presentador a su partener como símbolo del cambio generacional.

También llamó la atención el modelo elegido por Anne Igartiburu. La presentadora estrenaba compañero, Jacob Petrus, tras la baja de última hora de Ana Obregón contagiada de coronavirus. La de Elorrio se mantuvo fiel al color rojo y al diseñador Lorenzo Caprile. Un conjunto de corsé, kimono y, por primera vez, pantalones. Todo completado con unos grandes pendientes dorados y el cabello recogido en una coleta baja. Ella misma explicaba durante la retransmisión que había aprovechado retales de telas de otros diseños para «hacer un guiño» a la moda sostenible.

Rojo fue también disfraz de Dani Mateo que daba la réplica a Cristina Pardo en La Sexta. La presentadora lució un traje de chaqueta de Inés Martín Alcaide con una americana de lentejuelas y hombreras y pantalón de pata ancha.

La protagonista en Mediaset fue Paz Padilla que dio las campanadas desde su Cádiz natal, concretamente, desde la localidad de Vejer de la Frontera, junto a Carlos Sobera. La gaditana lució un romántico vestido blanco con detalles plateados y hombreras de Alejandro de Miguel, el mismo creador que firmó el vestido, también blanco, que llevó Ana Obregón en las campanadas del año pasado.

Como no podía ser de otro modo, la retransmisión desde las Islas Canarias estuvo localizada en la isla de La Palma que durante los últimos meses ha sufrido el duro azote de la erupción volcánica del Cumbre Vieja. Desde allí, la presentadora y modelo Nieves Álvarez daba por primera vez las campanadas con un elegante vestido de encaje negro y transparencias, salpicado de plumas firmado por el joven diseñador sevillano Nicolás Montenegro. Y en los pies, por supuesto, zapatos de Manolo Blahnik, reconocido zapatero de fama mundial oriundo de La Palma.