Borrar
La cantante Britney Spears.
Britney Spears seguirá tutelada por su padre

Britney Spears seguirá tutelada por su padre

La cantante, de 38 años, «tiene la capacidad de una persona en coma», según dice su abogado

Pilar vIDAL

Martes, 13 de octubre 2020, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Britney Spears (38 años) es una de las artistas musicales con mayores ventas de la historia y con una fortuna que se estima en 59 millones de dólares (unos 50 millones de euros). Pero no es feliz. Hace diez años que vive tutelada por su padre por culpa de un trastorno bipolar que la hizo perder el control de su vida e incluso la custodia de sus dos hijos. Prácticamente no puede hacer nada, ni siquiera publicar una foto en Instagram, sin que su padre dé el visto bueno, y percibe 500 euros a la semana para sus gastos personales. «Si no estuviera bajo estas restricciones, me sentiría más liberada. Cuando vas a la cárcel, sabes que hay un tiempo y que después vas a salir. Pero esta situación no termina nunca», confesó Britney en un documental de la MTV, prueba más que suficiente que no lleva la vida que querría.

Por eso este verano pidió un cambio en su tutela, pero la justicia ha fallado en su contra y su padre, Jamie Spears, seguirá siendo su responsable absoluto hasta febrero de 2021. Ni siquiera el apoyo de su hermana pequeña, Jamie Lynn Spears, que ha presentado los documentos para hacerse con la tutela de Britney, ha sido suficiente para conseguir su libertad. La misma que pide el movimiento #FreeBritney, un fenómeno 'online', que denuncia a través de las redes sociales «la manipulación» del padre de ambas, «que solo ha querido comercializar con ella» desde que era pequeña.

Matrimonio de 55 horas

Y es que su traumática infancia ha marcado su vida. Su madre Lynne Spears fue la primera en explotarla para ganar dinero. A los ocho años logró que la ficharan en el Mickey Mouse Club, mintiendo sobre su edad para que pudiese trabajar. Jamie Spears tampoco fue el mejor padre ni esposo. Le gustaba la bebida, las mujeres y el juego.

Tampoco la han beneficiado sus tormentosas relaciones; desde su romance con Justin Timberlake, pasando por su boda en Las Vegas que duró 55 horas con su amigo de la infancia Jason Alexander, o su matrimonio y traumático divorcio con el bailarín Kevin Ferdeline. A este le tuvo que pagar un millón de euros y 20.000 euros al mes en concepto de manutención de sus dos hijos Sean y Jayden de 15 y 14 años.

La vida personal y profesional de Britney se fue cuesta abajo por culpa de sus adicciones, aunque intentó rehabilitarse sin éxito en varias ocasiones y ha estado ingresada en un hospital psiquiátrico. Pero de nada ha servido, al menos de momento. Cuando acudió ante los tribunales para solicitar el cambio de tutela, el propio abogado de la artista comparó la capacidad de la cantante con la de una paciente en coma. Algo que no convenció a la defensa de su padre, que llegó a solicitar su presencia en la sala para conocer en primera persona lo que realmente pensaba Britney sobre esta petición de cambio de tutela.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios