Torres: «Canarias tiene que prepararse para la quiebra social y económica»

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, propone un pacto de reconstrucción económica y social para el archipiélago tras la pandemia del coronavirus que necesita 14.250 millones de euros, tanto de la administración autonómica como del Estado.

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirma que la comunidad será una de las más castigadas económicamente por la crisis sanitaria del coronavirus, por lo pide medidas contundentes, tanto públicas como privadas, para evitar la quiebra.

«Necesitamos la implicación de todos los agentes sociales, partidos políticos, sector privado, asociaciones y organizaciones. Hemos presentado un documento que comenzamos a elaborar el 16 de marzo, con más de 30 reuniones. Realizamos un vaciado de todas las propuestas que nos han hecho, porque Canarias precisa del apoyo de todos para superar este momento tan difícil. Con generosidad y comprensión recogeremos todas las propuestas de los grupos sociales de Canarias en los próximos días para eleborar el documento definitivo. Hay que prepararse para la quiebra social y económica», aseveró Torres en Televisión Canaria.

Situación difícil en las islas

«Estamos ante una situación globalizada tremendamente dura», prosiguió el presidente. «No hemos vivido una economía tan dura como la presente en la última década. A Canarias le afecta más por el turismo, que es su principal motor económico. La riqueza en Canarias depende de que las personas visiten nuestras islas, y en este momento la situación en los países de origen es igual o más complicada por la pandemia. El futuro no es esperanzador. Tenemos que inyectar dinero público y reactivar la economía. Hay más de 200.000 personas que están en un Erte en Canarias, y bajará en un 30% el Producto Interior Bruto del archipiélago debido a esta crisis. Necesitamos más de 8.500 millones de fondos de la comunidad y 5.500 millones del Estado para reactivar el empleo, ayudar a las familias, a los más vulnerables... Necesitamos fondos públicos y privados», aseveró el presidente de Canarias.

Canarias, la más afectada por la crisis

«En estos momentos, Canarias es una de las comunidades más vulnerables, es la más afectada por la pandemia. Tenemos los datos más favorables en la lucha contra el coronaviurus, pero seremos la más afectada en cuando al golpe económico. La apertura de los hoteles no será de un día para otro. Necesitamos medidas contundentes», pidió Ángel Víctor Torres.

Inicio de la desescalada

Sobre la siguiente fase de desescalada y una nueva medida de alivio, permitiendo a partir de mañana que se pueda salir a la calle para pasear o practicar ejercicio al aire libre, Torre pidió prudencia a los canario, a los que agradeció que haya cumplido con el estado de alarma hasta ahora. «Comenzamos otra etapa de alivio. Canarias ha sido rigurosa, tenemos que hacerlo también bien en el desconfinamiento. Si hacemos bien esta desescalada, será un éxito. Estoy convencido de que lo vamos a hacer. Este pueblo saldrá adelante. Afortunadamente ya estamos en el momento de salir a las calle, no de salvar las vidas. Pero tenemos que seguir cumpliendo con las restracciones», dijo Torres en Telenoticias.

La propuesta del Gobierno canario, expuesta este viernes al resto de administraciones, a los partidos políticos y a los agentes sociales, prevé que la comunidad autónoma contribuya a ese pacto con 8.712 millones de euros, en buena parte ya dotados en el presupuesto de los servicios esenciales, y que el Estado aporte 5.537 millones, entre cantidades ya anunciadas y otras a negociar.

El pacto de reconstrucción del Gobierno de Canarias se basa en cinco pilares:

1. El mantenimiento de los servicios públicos fundamentales

Esto es, la Sanidad, la Educación y los Derechos Sociales, incluyendo la atención a la dependencia y la política de vivienda. Pilares, junto con las pensiones, del estado del bienestar y principal red de apoyo a la ciudadanía frente a una crisis como la que se avecina.

2. El refuerzo de nuestras capacidades sanitarias y sociosanitarias

Siendo conscientes de la relevancia que adquieren ambos aspectos en la recuperación de la confianza y el paso a la nueva realidad que nos aguarda.

3. La atención y apoyo a las personas vulnerables

Estas serán las principales víctimas de estas crisis y las que requieren mayor dedicación por parte de las autoridades para garantizar que nadie se queda por el camino.

4. El mantenimiento y recuperación del empleo

Buscando limitar que los efectos coyunturales de esta crisis se manifiesten en consecuencias permanentes, ampliando el colectivo de personas vulnerables.

5. El impulso de la actividad económica

Para devolver cuanto antes a Canarias a la dinámica de prosperidad compartida a la que todos aspiramos.

«El objetivo es desarrollar una estrategia común para afrontar y salir de la profunda crisis económica y social que se avecina tras una pandemia que representa ya, la mayor amenaza de salud pública que jamás hayamos vivido», según afirma el presidente del Gobierno canario.

De acuerdo a la propuesta del pacto de reconstrucción, el Estado aportaría 3.600 millones de euros para préstamos a las empresas y autónomos, 984 millones para expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), 283 millones para inversión pública en infraestructuras y 232 millones para la Renta de Ciudadanía en las islas.

Asimismo, el Gobierno debería conceder 84 millones de euros para políticas de apoyo a trabajadores autónomos, 70 millones destinados al apoyo de transporte de mercancías, 42 millones al Plan Integral de Empleo de Canarias y 14 millones para el refuerzo de la capacidad sanitaria, entre otras partidas.

Por su parte, la comunidad autónoma destinaría 5.635 millones de euros al mantenimiento de los servicios públicos fundamentales, de manera que se el nivel del gasto en sanidad, educación y servicios sociales no se reduzca.

También se establece una partida de la administración autonómica de 1.008 millones para inversiones públicas en infraestructuras, 540 millones en concepto de aplazamiento de impuestos, 400 millones para la agilización de la inversión privada y 330 millones para préstamos a las empresas y los autónomos.

Igualmente, se destinarían 44 millones a la Prestación Canaria de Inserción y 6 millones al Ingreso Canario de Emergencia, como fondos más destacados.