10N

Todo listo para las urnas

21/09/2019

La repetición electoral obliga a los partidos políticos a saltar otra vez a la arena para tratar de conquistar el voto de una ciudadanía entre la que cunde el hartazgo. Se reabre la pugna por los escaños que están en juego en Canarias y todas las formaciones calientan motores con el objetivo de mantener el tipo o mejorar los resultados del 28A, aunque asumen que la desmotivación puede incidir en una bajada de la participación.

Sobre el papel ningún partido quería ir a elecciones, pero una vez abocados a otra inminente cita con las urnas -con acusaciones cruzadas y escasa autocrítica de por medio-, todos sin excepción aseguran estar preparados para el 10N. En Canarias vuelven a estar en juego catorce escaños en el Congreso -8 por la provincia de Las Palmas y 7 por Santa Cruz de Tenerife- y once asientos en el Senado, y las fuerzas políticas que aspiran a ocuparlos ponen a punto la maquinaria con la vista en el segundo domingo de noviembre.

El PSOE es el partido que retoma la carrera electoral en las islas con mejores previsiones. Sus encuestas internas le indican que puede repetir con cinco diputados e incluso arañar alguno más. Si bien el resultado del último barómetro del CIS, que le otorga hasta un 40% del voto canario, no es una referencia fiable -se hizo antes de la investidura fallida de julio y no refleja los bandazos de la negociación posterior-, los socialistas confían en revalidar el buen resultado del 28A y crecer en votos, aupados por el efecto arrastre de presidir el nuevo Gobierno de Canarias.

El PP, que en las últimas elecciones obtuvo tres escaños en el Congreso, cree que el hartazgo social va a reforzar el bipartidismo, un factor que junto a la imagen más moderada que ahora ofrece su líder nacional, Pablo Casado, interpretan que puede contribuir a darles un cuarto diputado el 10N, que según sus cálculos le podría quitar a Ciudadanos en Santa Cruz de Tenerife.

No lo ve igual sin embargo la dirección de la formación naranja, que pese al descalabro interno sufrido en Santa Cruz de Tenerife aspira a revalidar el escaño obtenido por esa provincia -el de Las Palmas no lo ven peligrar-, aunque internamente se han llegado a plantear la opción de presentar por una circunscripción distinta a Melisa Rodríguez, que fue cabeza de lista el 28A, para garantizar que la integrante de la Ejecutiva del partido cercana a Rivera se siente en el Congreso en la próxima legislatura.

Podemos considera que la repetición electoral da alas a la derecha y pone en riesgo las conquistas sociales, pero va a «dar la batalla» por seguir representando a los canarios con tres escaños en el Congreso como hasta ahora. El apoyo que concita el tinerfeño Alberto Rodríguez, elegido por Iglesias hace tres meses como sustituto de Pablo Echenique en la secretaría de Organización del partido, y la relevancia adquirida por la magistrada Victoria Rosell, que acaba de ganar una contienda judicial contra el juez Alba -condenado a seis años de prisión por conspirar en su contra-, dan a Podemos «expectativas razonables» de mantener un resultado similar al del 28A en Canarias, pese a la bajada que le pronostican los sondeos en el conjunto del país.

A CC, que en las anteriores elecciones obtuvo dos escaños por Santa Cruz de Tenerife, no le inquieta en exceso la nueva cita con las urnas, desde el convencimiento de que la labor de Ana Oramas “en defensa de los intereses de los canarios en Madrid” es un aval de peso para volver a contar con la confianza de la ciudadanía, incluso para crecer en el Senado, donde ahora no tiene ningún representante electo. En el caso de NC el 10N supone una oportunidad para intentar recuperar el escaño que Pedro Quevedo -el diputado que amarró el 75% de descuento aéreo- perdió en abril, cuando su partido se presentó en solitario tras haber concurrido en 2015 y 2016 en lista conjunta con el PSOE.

  • 1

    ¿Acierta el Gobierno al programar la exhumación de Franco 18 días antes de las elecciones generales?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados