Imagen de archivo de una protesta del personal temporal e interino de la administración general. / ARCADIO SUÁREZ

Los temporales insisten en que la salida al conflicto debe estar en Canarias

Sepca ha enviado una propuesta al ministro de Función Pública sobre las posibles formas de abordar la salida a esta situación

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El sindicato Sepca -uno de los convocantes de la huelga del personal temporal e interino de la administración general de la comunidad autónoma- ha cogido el guante lanzado por el ministro de Función Pública, Miquel Iceta, y le ha enviado una propuesta sobre las posibles formas de abordar la salida que debe dar la administración canaria a este conflicto.

En su escrito, indican que esta iniciativa se adopta «con la intención de que sirva y pueda ser utilizado en la negociación y justificación de la posible solución normativa para la estabilidad laboral de estos colectivos».

Tras una amplia argumentación, Sepca entiende que queda evidenciado «sin género de duda alguna» que la administración general de la comunidad autónoma de Canarias dispone «de medios y puede adoptar las medidas oportunas y necesarias para solucionar la situación precaria en la que se encuentra su personal laboral/funcionario interino o estatutario temporal por abuso en su contratación». Estas medidas deben ir encaminadas a transformar a estos trabajadores en empleados públicos fijos o en empleados equiparables a los fijos comparables (con sus mismos derechos y sujetos a las mismas causas de cese o despido que la legislación nacional establece), dotándoles con ello de estabilidad laboral. Estas condiciones, apunta el sindicato, «lejos de estar reñida con el ordenamiento jurídico, se ajustaría y sometería a los principios de legalidad, seguridad jurídica», situación que no se produciría en el eventual e hipotético supuesto en el que se pretende someter a este personal a unos procedimientos selectivos abiertos a todos los ciudadanos, que básicamente y hasta ahora es la idea de la administración y con la que, a su juicio, se incumpliría la legalidad vigente, tanto comunitaria como nacional, y los derechos de este personal «que resultarían gravemente discriminados a la par que duramente pisoteados».

Sepca, junto con Intersindical, envió una carta al ministro exponiéndoles la situación del personal temporal de la comunidad autónoma y el titular de Política Territorial y Función Pública respondió que el «camino vendrá de la mano» de la reforma del Estatuto Básico del Empleado Público de modo que se establezcan medidas para evitar el uso de temporalidad. En el mismo escrito, Iceta pidió al sindicato propuestas para una futura negociación sobre este asunto.

Sepca, junto con Intersindical y Co.bas, han extendido hasta final de año la huelga del personal interino y laboral de la administración general de la comunidad autónoma. Los sindicatos y la administración continúan sus contactos para alcanzar un acuerdo que pueda dar una salida a esta situación y la semana pasada ya se encontraron puntos de consenso sobre los que se continuará trabajando en una nueva reunión convocada para este próximo viernes.