El expresidente regional, Paulino Rivero. / Juan Carlos Alonso

Rivero defiende la unidad de los partidos canarios frente a los centralistas

El expresidente del Gobierno de Canarias sostiene que «el reto no es fácil, pero Canarias lo necesita»

EFE Santa Cruz de Tenerife

El expresidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero ha defendido la unidad de «las fuerzas políticas de obediencia canaria», entre las que cita a Coalición Canaria, Nueva Canarias, ASG y AHI, para hacer frente «al buen posicionamiento de los dos grandes partidos centralistas» ante las próximas elecciones autonómicas.

Esa unidad «garantizaría una mayoría para pivotar el Gobierno de Canarias y para seguir influyendo en las decisiones que se toman en Madrid», defiende Rivero en una publicación en su blog personal, y añade: «El reto no es fácil, pero Canarias lo necesita».

En su análisis sobre la situación política tras las elecciones en Castilla y León y Andalucía, marcadas por el auge del PP y Vox, el también exlíder de CC considera que «las tendencias políticas que se producen en la Península pueden mover el tablero político de nuestras Islas».

En el caso de Canarias hay un PSOE que afronta las elecciones «bien posicionado desde el poder» institucional y «un PP al alza que puede hacer mucho daño a las fuerzas autóctonas, especialmente en Tenerife, La Palma, El Hierro o Fuerteventura».

Ante esa buena posición del PSOE y el PP en Canarias, «los partidos canaristas ofrecen desunión, egoísmo, personalismos y una falta de generosidad enorme que no ayuda nada a tener cuotas de influencia que ayude a defender los intereses de la gente que vive en esta tierra», advierte Paulino Rivero.