La ministra de Sanidad, Carolina Darias. / EFE

Darias, en las quinielas para el Ayuntamiento capitalino

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, y Hernández Spínola se mantienen como únicos representantes en el Ejecutivo de Sánchez

LORETO GUTIÉRREZ Madrid.

A pesar del reforzamiento que ha supuesto su continuidad en el Gobierno central tras la remodelación realizada por Pedro Sánchez, el PSOE canario descarta que el papel de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la próxima legislatura esté en la política regional.

En cambio, crecen las voces dentro del partido que la colocan como candidata a la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria, una vez que se da por hecho que Augusto Hidalgo concurrirá a las elecciones para presidir el Cabildo de Gran Canaria. Entre los nombres que están sobre la mesa para sustituir a Hidalgo también figura el de la consejera de Empleo y Economía, Elena Máñez.

Por otra parte, la profunda renovación que Pedro Sánchez llevó a cabo en su Gobierno hace poco más de una semana, con cambios hasta en siete ministerios, no va a llevar aparejado en esta ocasión un incremento de la cuota de poder del PSOE canario en la Administración estatal. Al contrario que 2020, cuando tras la investidura de Sánchez los socialistas isleños se movieron para obtener representación en el Ejecutivo estatal y Carolina Darias -hasta entonces consejera de Economía del Gobierno autónomo- fue nombrada ministra de Política Territorial y Función Pública, ahora ven muy complicado ampliar su peso en Madrid.

En el PSOE canario señalan que una remodelación, aunque sea tan amplia como la que ha hecho el presidente Sánchez, no es equiparable en ningún caso a la formación de un nuevo Gobierno desde cero, por lo que consideran que esta vez va a ser difícil colocar a alguno de sus miembros en los puestos intermedios de los departamentos que se han renovado. La mayor parte de los cargos medios de los ministerios no se sustituyen aunque cambie el titular responsable de la cartera, y los ministros que llegan nuevos lo hacen con sus propios equipos ya decididos para los puestos de segundo nivel, en los que por norma general colocan a personas de su máxima confianza.

En teoría los cambios que ha hecho Sánchez podrían ofrecer una buena oportunidad para el PSOE canario de acceder a un cargo intermedio en alguno de los ministerios con materias de la agenda canaria entre sus competencias, como el de Transportes, con la adenda del convenio de carreteras pendiente, o el de Política Territorial, con el que está abierta la negociación para el traspaso de las competencias de costas que tenía que haberse concretado en junio. Pero en la práctica los socialistas isleños asumen que con Carolina Darias como ministra de Sanidad -cargo en el que lleva desde enero tras un año en Política Territorial y Función Pública- y Francisco González Spínola en su equipo como subdirector, la cuota canaria en el Gobierno estatal está bien cubierta. En todo caso, aunque lo ven difícil aseguran que si surge la posibilidad de acceder a alguno de los cargos intermedios no van dejar pasar la oportunidad de plantearlo.