Imagen de archivo de los presidentes de las dos patronales, José Carlos Francisco y Agustín Manrique de Lara. / C7

La patronal tumba el acuerdo del CES e impone a Francisco como presidente

Los empresarios cuentan con mayoría para ganar a la candidata auspiciada por el Gobierno de Ángel Víctor Torres, la catedrática Gloria Rojas

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Cuando ya existía un acuerdo cerrado entre Gobierno regional, sindicatos y la CEOE-Tenerife para designar a la catedrática tinerfeña Gloria Rojas como presidenta del Consejo Económico y Social (CES) de Canarias, la patronal tinerfeña ha dado un giro a su posición y ha sumado al resto de empresarios para revertir el pacto y proponer a José Carlos Francisco como dirigente del órgano consultivo.

Tras más de un año esperando por la renovación del CES, el Ejecutivo había logrado el consenso al cerrar con CC OO, UGT y la CEOE el nombre de Rojas Rivero, frente a la posición de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) que mantuvo la opción de Vicente Marrero hasta que confirmó que esta propuesta no podía prosperar.

Sin embargo, la próxima salida del cargo del presidente de la patronal tinerfeña, José Carlos Francisco, ha hecho girar a los empresarios tinerfeños, que han sumado para su causa a la CCE y a las cámaras, con lo que tienen mayoría en el pleno del Consejo, órgano encargado de elegir al titular, aunque confían en sumar a UGT y CC OO porque «su interés es que el candidato sea de Tenerife», apuntan.

Los sindicatos mantienen que su propuesta sigue siendo Rojas, una vez que el Gobierno les ha confirmado que no ha cambiado su posición. Si pusiera sobre la mesa otro nombre, las centrales sindicales volvería a valorar en sus órganos internos la nueva opción. Ante un hipotético escenario de no acuerdo o que el Gobierno retire esta candidatura, lo lógico, apuntan fuentes de UGT y CC OO, es que el Gobierno los reúna para intentar el consenso y califican como «no recomendable» una votación sin acuerdo previo, ya que llevaría al nuevo CES a iniciar su andadura dividido.

Los empresarios «dan por ganada» la apuesta por José Carlos Francisco y subrayan la importancia de que este órgano esté presidido por una persona independiente no propuesta por el Ejecutivo, aspecto por el que las patronales del archipiélago rechazaban a Rojas.

El pleno del CES está compuesto por seis representantes sindicales, seis de las dos patronales, dos de las cámaras, dos de las asociaciones de consumidores y otros dos de expertos propuestos por el Gobierno.

Retraso en los nombramientos

Los empresarios de las dos provincias, una vez que consideran que cuentan con los votos para elegir a su candidato como presidente del CES, presionan a la consejera de Economía, Elena Máñez, para que lleve los nombramientos al Consejo de Gobierno, requisito imprescindible para sentarse en el pleno del Consejo. Sin embargo, el Ejecutivo continúa dilatando este trámite en espera de conseguir cerrar un acuerdo unánime. Este argumento es desmontado por los empresarios al recordar que el Ejecutivo había propuesto el nombre de Gloria Rojas Rivero con el que la patronal de Las Palmas estaba en desacuerdo e iban a convocar el consejo para proceder a la votación pese a que no había consenso.