Podemos: Energía limpia

13/04/2019

Pablo Iglesias encabeza la apertura de campaña de Podemos en Gran Canaria atizando el legado de José Manuel Soria, proponiendo una compañía eléctrica de carácter estatal y con un discurso en el que enumera los altos cargos de PP y PSOE que tras su vida política ingresan en los consejos de administración de las compañías eléctricas. La Plaza del Pilar vuelve a rugir con él.

Una versión maquinera del Bella Ciao partisano despedía a los candidatos de Podemos de la tarima en la que durante hora y cuarto estrenaron su show político de campaña en la Plaza del Pilar de Guanarteme, convertida desde 2015 en escenario de los actos centrales del partido en la isla. Allí donde han instalado su sede y donde Pablo Iglesias trazo una línea de acción directa en la que la energía y sus afluentes políticos fueron argumento de batalla.

Iglesias subió a un escenario en el que previamente habían levantado al público –1.500 personas según varias estimaciones– Noemí Santana, aspirante a presidir Canarias, Meri Pita, número dos al Congreso por Las Palmas, Alberto Rodríguez, cabeza de Lista por Santa Cruz, y el renovado fichaje estrella de Victoria Rosell, presentada como víctima de las cloacas del Estado y que tuvo que hacerse un lado por la «campaña» ideada por José Manuel Soria y Salvador Alba.

El líder de Podemos, en su regreso a la primera línea de fuego, condensó su mensaje en la energía. Cargando contra José Manuel Soria en el que antes era territorio hegemónico del ministro al que los papeles de Panamá le costó una carrera. Y ampliando el radio de acción a la influencia de las compañías eléctricas en la política estatal.

«Estas empresas mandan más que el Congreso»

«Esas empresas mandan más que el Congreso», disparó Iglesias, micrófono en mano como si se encontrara en una batalla de gallos. «Esos patriotas son los que de verdad traicionan a la patria utilizando un ministerio para acabar en un consejo de administración», recalcó.

Iglesias sacó del bolsillo un ejemplar de la Constitución e invitó a leerla «porque no la cumplen en todos aquellos aspectos que hablan de los derechos sociales de los ciudadanos». Además, del otro bolsillo extrajo una lista en que empezó a recitar a altos cargos, fundamentalmente del PSOE y el PP, que tras salir de la política activa desembarcaron en consejos de administración de las grandes compañías eléctricas, «las tres que se reparten el 80% del negocio». «Luis de Guindos, Manuel Pizarro, Elena Salgado, Miquel Roca, Felipe González (este objeto de un gran abucheo), Narcís Serra...» y así durante más de dos minutos.

«Esas tres empresas, que controlan el 80% del mercado eléctrico, recibieron 10 sanciones que sólo supusieron el 0,003% de su beneficio; solo un gobierno en el que esté Unidas Podemos podrá cambiar esto porque no nos han podido comprar en ningún consejo de administración», indicó Iglesias señalando a Endesa, Iberdrola y Naturgy como beneficiarias del Estado.

El 128.

Pablo Iglesias repitió constantemente que los que verdaderamente no respetan la Constitución son los partidos que más la utilizan en sus discursos. Por eso expuso que si Unidas Podemos gobierna en España pondrá «de moda el artículo 128 que indica que toda la riqueza del país está subordinada al interés general. Y pondremos en marcha una energética pública y para bajar la factura de la luz. Hay que retomar el control de nuestros recursos públicos. Encender la luz, poder calentar las casas, es un derecho».

El referente de la formación morada señaló en varias ocasiones que los partidos que han gobernando en España «no cumplen con los artículos de la Constitución concebidos para proteger a los ciudadanos».

Aprovechando su presencia en las islas y entroncando con su mensaje, Iglesias añadió que «Canarias tiene que ser bandera de las energías renovables, por eso el día 28 tenemos que llenar las urnas de verdades».