Pérez «no permitirá» que se cuestione la candidatura de Hidalgo

17/05/2018

El secretario local del PSOE capitalino ofrece su respaldo «total y absoluto» al alcalde si éste quiere volver a presentarse como cabeza de lista al Ayuntamiento en las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Después de un enconado proceso de primarias y algunos episodios que evidencian una compleja relación posterior, los socialistas de Las Palmas de Gran Canaria quieren enterrar el hacha de guerra. Y el secretario general de la Agrupación capitalina ha dado el primer paso. Miguel Ángel Pérez ha ofrecido su respaldo «total y absoluto» al alcalde, Augusto Hidalgo, si éste quiere volver a presentarse para revalidar el cargo en las próximas elecciones autonómicas y municipales del próximo año.

El dirigente local subrayó que «mi candidato» es Hidalgo. «Si él quiere continuar, yo lo revalido y el PSOE de Las Palmas de Gran Canaria lo revalida». No sólo eso. Aseguró que «no permitiré que nadie» cuestione esta candidatura o apueste por abrir primarias con un aspirante alternativo. Los estatutos del partido permiten la posibilidad de que en los ayuntamientos donde gobierna un socialista se puedan celebrar primarias siempre que lo solicite el «50% más 1» de los militantes de la Agrupación, como explicó Pérez, para reiterar que «no lo permitiré».

La decisión de Miguel Ángel Pérez -avalado por el secretario insular, Sebastián Franquis- de enfrentarse a Hidalgo por la dirección local generó un profundo malestar en la organización, que vino a ahondar más en la fractura que vive el partido en la ciudad porque, en la práctica, venía a cuestionar a uno de los mayores representantes institucionales que tiene el PSOE en Canarias. Además, la victoria de Pérez por siete votos sirvió de base para una denuncia a Ferraz sobre la legalidad del censo en el municipio, que esta misma semana garantizó la legalidad del proceso.

Una de las primeras decisiones de Pérez al frente de la dirección local tampoco contribuyó a mejorar la relación con el alcalde. Después de que el regidor señalara que no pondría obstáculos a la implantación del gas ciudad en Las Palmas de Gran Canaria, la ejecutiva local convocó una consulta entre las bases cuyo resultado contradecía la decisión de Hidalgo y cuyo debate final -antes de la votación- acabó con abucheos al alcalde. Ahora, y tras la reciente visita del secretario de Organización federal, se produce un cambio de tornas y Miguel Ángel Pérez respalda a Hidalgo de forma total y absoluta, según señaló él mismo.

Hasta ahora, el alcalde no se ha pronunciado sobre su futuro como candidato, aunque esta misma semana señaló que es «un honor» la responsabilidad de ocupar la Alcaldía. En este sentido, ha señalado que prefiere respetar las pautas que marque el partido sobre la presentación de candidaturas para evitar que se especule en torno a este asunto . De momento, ha insistido, su prioridad es continuar volcado en llevar las riendas del ayuntamiento.