CC y NC sondean reeditar una coalición electoral para el 10N

24/09/2019

El partido que dirige Román Rodríguez decide abrir negociaciones formales a través de una comisión, que explorará las posibilidades de recuperar también el acuerdo con el PSOE. Los socialistas en Canarias aseguran no tener entre sus planes hacer un hueco en sus listas a Quevedo

Dirigentes de Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC) llevan unos días tanteando las posibilidades de presentarse juntos a la convocatoria del 10 de noviembre. Ayer, el partido que dirige Román Rodríguez, demostró que ahora hay mayor predisposición al haber constituido ayer una «comisión» que abrirá, ya de manera formal, las negociaciones.

El coordinador autonómico de NC, Luis Campos, precisó tras la Ejecutiva que dicha comisión también mantendrá contactos «prospectivos» con el Partido Socialista Canario (PSC) con el fin de que su más que probable candidato, Pedro Quevedo, tenga un puesto de salida en las listas que ambas formaciones pudieran volver a compartir.

Sin embargo, la vicesecretaria de Acción Política del PSC, Elena Máñez, dijo que «no tenemos planteado» tal posibilidad.

El secretario general de CC, José Miguel Barragán, dijo ayer que la coalición electoral firmada en la convocatoria de 2011 fue «bastante positiva para nosotros» así que mantienen abiertas «conversaciones discretas» en las que «nosotros no ponemos ninguna línea roja».

Mientras los contactos se siguen desarrollando, Barragán descarta «completamente» la posibilidad de estar en la plataforma electoral auspiciada por el Partido Popular (PP) de España Suma, a pesar de que lo dio por sentado el presidente de los conservadores a nivel nacional, Pablo Casado. «Nosotros apoyaremos al partido que tenga opciones de gobernar y que acepte la agenda canaria», subrayó en varias ocasiones.

En cuanto a las cabeceras de lista, el secretario general de CC afirmó que Ana Oramas tiene «todas las posibilidades» de revalidar la candidatura. Sin embargo, la de María Fernández -se presentó en abril al Congreso de los Diputados por Las Palmas- estará determinada a si CC se presenta finalmente en solitario o si alcanza el acuerdo electoral con NC. En este último supuesto, tendría que dejar paso al candidato de Nueva Canarias Pedro Quevedo.

Mayores posibilidades tienen los candidatos que el Partido Socialista Canario que concurrieron en la convocatoria de abril.

La vicesecretaria de Acción Política indicó que «habrá muy pocos cambios» en las cabeceras de las listas en unas elecciones cuya razón de ser es conseguir el refuerzo de la mayoría obtenida hace cinco meses.

Para ello, los socialistas precisan de una «intensa movilización» tanto de su militancia como de los votantes con el objetivo de evitar que se abstengan o se refugien en otras opciones políticas. «No tenemos miedo a la abstención -asevera Elena Mañez-; está en manos de la ciudadanía romper el bloqueo el 10 de noviembre».

En cambio, el diputado autonómico de Unidas Podemos, Manuel Marrero, reconoce como un «gran peligro» la posibilidad de que los votantes de izquierda se queden en casa, especialmente los que han venido eligiendo el proyecto de la formación morada.

Para ello, Marrero pone el acento en que «esta convocatoria electoral es resultado de un fracaso que tiene un responsable: Pedro Sánchez y el Partido Socialista que atendieron a lo dicho por la CEOE y Botín», gobernar con Ciudadanos o en solitario. Por todo ello, prevé que la precampaña y campaña electoral será de alto voltaje.

Aún así, las cabeceras de las listas con las que concurran Unidas Podemos al Congreso y Senado se mantendrán, al menos en un principio puesto que «la decisión no está aún tomada», señala.