CC bloquea la reforma electoral

27/01/2018

Los dirigentes de Coalición Canaria (CC) en las islas no capitalinas insisten en negarse a aceptar una reforma electoral que vaya más allá de una bajada de barreras. Su rechazo bloquea cualquier opción a que CC matice su negativa a la propuesta hecha por la oposición.

Las continuas e insistentes llamadas al consenso que se formulan desde los partidos que han participado de la propuesta de reforma electoral caen en saco roto al llegar a la Coalición Canaria (CC) que controlan los dirigentes de las islas no capitalinas.

El secretario general en Fuerteventura, Mario Cabrera, calificó de «tramposa» e «insolidaria» la fórmula que han puesto sobre la mesa el Partido Socialista (PSC), Partido Popular (PP), Podemos y Nueva Canarias (NC). «Rompe la cohesión de Canarias y alimenta el viejo pleito insular», ahondó.

Cabrera arremete contra la creación del llamado colegio de restos, mediante el cual se recogen los votos insuficientes para añadir escaños con el objetivo de que puedan entrar en un segundo recuento y sacar de él un total de 9 diputados más.

El también secretario primero del Parlamento manifestó su «impresión de que, realmente no se está buscando el consenso» al que todos los partidos que ejercen la oposición dirigen a CC.

Por su parte, la presidenta de la Agrupación Herreña Independiente (AHI), Belén Allende, dijo no ver mayor posibilidad de acuerdo que reducir las barreras electorales del 30 al 15% la insular y del 6 al 3% regional.

«Creo sinceramente que, hoy por hoy, el único consenso parece que se circunscribe a bajar las barreras», contestó cuando se le preguntó por la posibilidad de que Coalición Canaria revise el rechazo manifestado a la propuesta de la oposición.

Mientras tanto, cada día que pasa socialistas, conservadores, nacionalistas de NC y en Podemos se alejan las esperanzas de que Coalición matice el rechazo.

Las manifestaciones hechas el día anterior por el secretario general de CC, José Miguel Barragán, atisbando la posibilidad de volver a analizar la implantación del colegio de restos, no han servido para mantener la expectativa con la que salieron los ponentes que defienden la reforma.

«Es muy difícil, casi imposible, ver a Coalición Canaria dar marcha atrás», confiesan ya algunos de los diputados más involucrados con la reforma del sistema electoral.