CC admite que rebasó el límite de gasto e inculpa al resto de partidos

17/09/2019

El expresidente del Gobierno asegura que el incumplimiento de la regla no afecta al equilibrio presupuestario. El partido dice que el Ejecutivo busca una coartada para subir impuestos

Por primera vez, desde que se generó la discusión entre el Gobierno y su precedente acerca de las cuentas públicas, el expresidente, Fernando Clavijo, admitió ayer que su gabinete se extralimitó en el gasto limitado por ley. Pero subrayó que fue por dar mayor calidad a los servicios públicos esenciales -educación y sanidad- y eliminar el copago a los pensionistas. Eso sí, extendió el acto de contrición sobre el resto de los partidos que en su día apoyaron las medidas, entre otros la Agrupación Socialista Gomera (ASG) que hoy participa en el Ejecutivo actual.

«Tuvimos que romper la regla de gasto», aseveró Clavijo, para financiar la reducción de las horas lectivas a docentes y personal sanitario y así «contratar más personal y aumentar la calidad de los servicios».

El expresidente incidió en que «no tuvimos ni un solo informe de Hacienda en el que se manifestara la imposibilidad de utilizar el superávit presupuestario» y por eso, no solo se decidió en el consejo asesor de mayo de este año las medidas que han provocado incumplir la regla de gasto, sino que «se pactaron las directrices del Presupuesto de 2019 en las que pusimos que el superávit iba a ser destinado a recuperar los derechos sociales y eso se aprobó».

El incumplimiento de la regla de gasto fue el único elemento que admitieron el exjefe del Ejecutivo y la exconsejera de Hacienda, Rosa Dávila. El resto -la AIReF y el Ministerio de Hacienda alertan sobre el riesgo de que aumente la deuda-, lo enmarcaron en la «construcción de un relato» que atribuyeron al consejero de Hacienda para «subir los impuestos y justificar el incumplimiento del programa social anunciado».

En este sentido, Dávila, Clavijo y también el portavoz del grupo parlamentario, José Miguel Barragán, afirmaron ser «mentira» que se incumpla la Ley de Estabilidad Presupuestaria. De hecho, en los informes objeto de la polémica se prevé que la Comunidad Autónoma se atiene a la citada ley.

Barragán aconsejó al Partido Socialista Canario crear una «comisión de política fiscal y presupuestaria para hacer un seguimiento a los objetivos de estabilidad porque Román Rodríguez -consejero de Hacienda- los está engañando».