Torres vende más poder por mantener a Negrín

    Cargando reproductor ...
15/11/2017

El secretario general del Partido Socialista Canario (PSC), Ángel Víctor Torres, explicó ayer en persona al grupo la decisión unánime de la Ejecutiva de abstenerse de apoyar el cese del presidente de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC). A cambio, confió en ganar poder para el partido.

Santa Cruz de Tenerife

El secretario general del Partido Socialista Canario (PSC), Ángel Víctor Torres, justificó la abstención acordada por la Ejecutiva con la posibilidad de lograr para su organización mayor poder en Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC).

«Yo no veo un cambio de postura», aseguraron ayer diputados afines a la línea marcada por la nueva dirección regional; «Ángel Víctor Torres nos comentó que al presidente de RTVC se le va a destituir cuando se cubran las vacantes del Consejo Rector, de las cuales una nos corresponde y podremos proponer a la persona que sustituirá a Santiago Negrín», enfatizó.

Ése fue el argumento principal esgrimido por Torres en la reunión del grupo parlamentario a la que asistió para asegurarse de que ningún diputado se saldrá de la abstención impuesta ante la petición que formularán hoy el Partido Popular (PP), Podemos y Nueva Canarias (NC) de destituir a Santiago Negrín como presidente de RTVC.

«Vamos a ser todos muy disciplinados», aseveraron ayer varios parlamentarios que incluyeron a Patricia Hernández en su afirmación. La expresidenta del grupo, exvicepresidenta del Gobierno y ahora diputada se descolgó días atrás recordando como la portavoz de su grupo aseguró en julio que apoyaría la propuesta de cese de Negrín.

Pero su ausencia de la reunión de grupo levantó muchas suspicacias. «No creo que haya sorpresas en la votación dado que se aplicarían medidas disciplinarias», advirtieron. «Pero alguien podría escaparse al baño», reconocieron.

«Se pueden hacer muchas críticas pero por encima está la disciplina», replicaron. «Todo el grupo se somete a la decisión de la Ejecutiva», prometieron.

Ésta también fue la máxima en la que incidió la dirección del grupo parlamentario en la reunión de ayer. En ella se guardó tanto silencio que ninguna de las voces críticas se hizo oír, según coinciden varios diputados que asistieron a la misma.

Alrededor del PSC, Coalición Canaria se condujo con prudencia calculada, en contraposición a la «decepción» y «frustración» con la que recibieron en el Partido Popular, Podemos y Nueva Canarias el cambio mostrado por el PSC, desde abogar por el cese de Santiago Negrín hasta la abstención de hoy.