Negrín vuelve a la Cámara tras 7 meses de boicot de los grupos

16/02/2018

El presidente de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC), Santiago Negrín, comparecerá hoy en la Comisión de Control del Parlamento después de que en julio del año pasado casi toda la oposición se levantara en protesta por su actitud despectiva hacia los diputados. Ahora, quiere explicar la situación del ente.

El Parlamento cierra la semana de Carnaval con la celebración hoy de la Comisión de Control de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC).

Las convocatorias de esta comisión han sido de las más accidentadas que hay hasta ahora en la Cámara. Su programación en el calendario se ha visto suspendida con frecuencia, especialmente desde que el presidente de RTVC, Santiago Negrín, convocó el concurso de los servicios informativos. De hecho, la última reunión con un orden del día regular data del 21 de julio de 2017, ya que la del 22 de noviembre solamente fue para que las dos candidatas al Consejo Rector de RTVC se sometieran al examen de idoneidad.

Aquel 21 de julio, la comisión acabó en bronca. Los representantes del Partido Socialista Canario (PSC) , Partido Popular (PP), Podemos y Nueva Canarias (NC) abandonaron la comisión indignados ante el tono empleado por Santiago Negrín.

Todos además, le exigieron la dimisión. La entonces diputada del PSC y hoy portavoz del grupo parlamentario, Dolores Corujo, aseveró que «este Paralmento tiene la obligación de pedirle su dimisión». La diputada del PP, Luz Reverón, le espetó que «debe usted irse», el de Podemos, Juan José Márquez sentenció: «O dimite y se marcha, o le echamos» y el portavoz de NC, Román Rodríguez, echó mano del «¡mándese a mudar!».

Desde entonces, el presidente de Radiotelevisión Autonómica de Canarias no ha vuelto más por el Parlamento. El 23 de octubre de 2017, pidió comparecer «para informar sobre la situación en RTVC, así como -se añadía- se solicita sea calificada para la próxima convocatoria prevista para el 22 de noviembre».

El 2 de noviembre, Negrín se vuelve a comunicar con la Cámara para saber si se le acepta la comparecencia solicitada dado que «ya se han suspendido las dos últimas comisiones, teniendo como consecuencia que no he podido comparecer ante la misma desde el 21 de julio y que tampoco se ha convocado la prevista para el 22 de noviembre». Y en un tercer escrito, del 15 de diciembre, solicitó él mismo el «aplazamiento de la comparecencia por problemas de agenda imprevistos», según figura en su contenido.