Los embargos prescritos siguen fuera de control

22/04/2018

Hasta el 2 de abril de este año, el Gobierno registró 1.951 expedientes de deuda prescrita; el 12 la cifra subió hasta los 2.428. En solo diez días, el aumento fue de 477 expedientes que morirán después de que Grecasa y la Agencia Tributaria Canaria hayan perdido los datos por migración informática.

El aumento del número de expedientes por deuda prescrita y por tanto, incobrable, se pondrá de manifiesto en la comparecencia de la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, tendrá que hacer en el Parlamento a instancias de la diputada del Partido Popular (PP), Águeda Montelongo.

Algunos de los datos que manejará la parlamentaria ponen de manifiesto que sigue sin solucionarse la pérdida de datos sobre deuda en vía ejecutiva y embargos después de que se cambiara de aplicativo informático. Para muestra, la del aumento de expedientes en abril de este año. De 1.951 embargos se ha pasado a 2.428 incobrables solamente en diez días.

A ello se le añade que desde el mes de diciembre de 2016 hasta octubre de 2017 la Agencia Tributaria Canaria ha recuperado cero euros de la deuda que debió de haberse registrado si no hubiera habido incidencias informáticas.

Estos datos figuran en una respuesta dada por la propia Consejería de Hacienda a requerimiento de la diputada de Nueva Canarias (NC), Esther González. Concretamente, pidió la «recaudación por embargos de cuentas corrientes y TPV de 2015 a 2017». En noviembre de 2016, la cifra de 78.450,83 euros ya fue significativamente más baja que la del mes anterior -3.203.622,72 euros-, variación que coincide exactamente con la mutación del sistema informático que originó la pérdida de datos. A partir de entonces, los cuadros proporcionados por la Consejería de Hacienda dan cero euros.

El problema fue denunciado por primera vez en una Comisión de Presupuestos por Montelongo. Anteriormente, el diputado socialista, Iñaki Lavandera, también dio la voz de alarma con los problemas que experimentaban los ayuntamientos con Grecasa por deudas incobrables.