Hacienda fía al nuevo Gobierno estatal un mayor presupuesto

13/11/2019

El vicepresidente del Gobierno asegura tener «muy bien definidas» todas las partidas comprometidas en los Presupuestos del Estado que todavía no se han librado. CC tacha de «postureo» la postura reivindicativa del Ejecutivo y el PP afirma que las cuentas autonómicas reflejan la «debilidad» del Gobierno de Canarias y del propio Román Rodríguez

Dos días después de celebradas las elecciones generales, el vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno autonómico, Román Rodríguez, se esforzó ayer en convencer a la oposición de que los primeros presupuestos que ha confeccionado aumentarán a lo largo de 2020 desde que haya un Gobierno del Estado formalmente constituido y cumpla con los compromisos que figuran en las cuentas estatales todavía no cumplidos.

«No les quepa la menor duda -aseguró- que nos van a tener en frente sea quien gobierne España. Nosotros reclamaremos cada derecho, cada conquista, cada euro y seremos beligerantes con quien incumpla con esta tierra», proclamó.

Si los predicciones de Román Rodríguez se hacen finalmente realidad, los créditos consignados en el proyecto de ley podrían superar los 8.066 millones de gasto no financiero -9.569 millones en términos consolidados-.

Sin embargo, los partidos de la oposición no le concedieron prácticamente credibilidad alguna.

El portavoz de Coalición Canaria (CC), José Miguel Barragán, tachó de «postureo» el discurso que ha empleado el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, al referirse a la modificación de la Ley de Estabilidad para que, entre otras cosas, Canarias pueda beneficiarse de flexibilizar la deuda al cumplir con los objetivos establecidos en dicha ley.

El diputado del Partido Popular (PP), Fernando Enseñat, le fue a la zaga y afirmó que «este presupuesto no marca un suelo -como sostiene el vicepresidente-, sino que refleja la debilidad de este Gobierno y la del consejero de Hacienda».

La portavoz del grupo Mixto, Vidina Espino, afirmó que «700 millones se han esfumado -500 millones imputados a superávit y 200 millones de transferencias de capital no pagadas por el Estado, explicó- y ustedes lo que hacen es echar mano al bolsillo de los canarios con la subida de impuestos».

Por otra parte, Román Rodríguez tuvo que admitir a Barragán que los presupuestos para 2020 no cumplen con las exigencias financieras planteadas en la Ley de Servicios Sociales.

«No están los 52 millones que contempla la ley», denunció el portavoz del grupo Nacionalista, recordando de paso todas las críticas que los mismos partidos que ahora gobiernan dirigían al anterior Ejecutivo de CC.

«No tengo duda alguna de que llegarán los 30 millones del Estado -contestó el vicepresidente refiriéndose a la partida estatal de lucha contra la pobreza- con lo que la Ley de Servicios Sociales va a estar completamente cumplida».

Incluso, el vicepresidente se atrevió a pronosticar que «podemos tener a finales del año 2020 más de 118 millones de euros para esta política», eso sí, «si las reglas funcionan», matizó.

Otro de los asuntos que más críticas provocó en la oposición fue, además de la subida fiscal ampliamente cuestionada, la previsión que hace el proyecto de ley de presupuesto sobre la tasa de paro, que la coloca en un 21,3% para el año próximo.

Así por ejemplo, Espino llegó a interpelar al consejero por si tenía la conciencia tranquila con este dato. «El empleo depende de cómo funcione la economía, las tendencias internacionales, o de cómo evolucionen las materias primas», despejó Rodríguez.

El responsable de las cuentas autonómicas también reconoció que «tenemos un proceso de desconvergencia económica con el resto del Estado español», pero defendió como «incontestable» el esfuerzo presupuestario en las políticas sociales, al crecer un 6,1%, por encima del aumento global de las cuentas, cifrado en el 2,7%. y destacó igualmente el aumento en un 13,6% de los sectores productivos.