El Gobierno de Canarias admite negligencia en el control de vertidos

03/10/2018

La consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, Lady Barreto, ha criticado este martes a las administraciones públicas canarias, que "no han dado importancia" a la gestión del saneamiento y depuración en las islas, al menos desde 1991, cuando llegaron las primeras advertencias de la Unión Europea (UE), "pues la importancia se da con dinero en los presupuestos".

«No voy a decir una mentira, desde 2007 no había censo actualizado ni se hacía vigilancia ni control", ha señalado en una comparecencia en comisión parlamentaria donde ha dejado claro que "hace falta tiempo y dinero" para resolver los problemas de vertidos en las islas.

Barreto ha insistido en que "no se puede tapar el sol con un dedo, hay que conocer la realidad y asumirla y poner los medios para que las cosas se arreglen", precisando que las depuradoras necesarias "no van a estar listas pasado mañana".

En ese sentido, ha señalado que se ha actualizado el censo de vertidos, se han invertido unos 700.000 euros en mejorar la coordinación con las corporaciones locales para potenciar las inspecciones y hay un plan detallado de obras a la espera de la firma del convenio de obras hidráulicas.

En este sentido, recordó que la Consejería de Agricultura ha cerrado este año convenios con varios cabildos por un montante de 8 millones de euros para la construcción de nuevas depuradoras. "Entre ellas, por ejemplo, la depuradora comarcal de Güímar o la EDAR de Bañaderos, con un presupuesto de 2 millones de euros cada una", ha explicado.

La consejera señaló que también, a través de los recursos del Fdcan, el Ejecutivo invertirá en los próximos años más de 151 millones de euros en obras de saneamiento y depuración en Lanzarote, 50 millones en Gran Canaria, 66 millones en Tenerife y 34 en Fuerteventura --en La Gomera y La Palma no están cuantificadas--.

La consejera señaló, además, que el Convenio de Infraestructuras Hidráulicas --retrasado porque está pendiente de firma con el Gobierno central-- destina un 80 por ciento del total de 296 millones a saneamiento, depuración y reutilización en actuaciones para los próximos 4 años.

Asimismo, hizo hincapié en que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 contemplan una partida de 10 millones que aún no se ha transferido a Canarias y que está destinada, entre otros proyectos, a las obras de saneamiento del municipio palmero de Los Llanos de Aridane y de Tetir, en Fuerteventura, con 1,4 millones de euros para cada uno de ellos.

Ahora todo se hace con más fluidez

La consejera ha comentado que "ahora se hace todo con más fluidez", poniendo como ejemplo que en el reciente vertido de la depuradora de Santa Cruz de Tenerife en La Hondura, se hizo un informe y una inspección al día siguiente.

Además, ha valorado la importancia de las autorizaciones que concede su departamento porque son un garantía de que las aguas que se vierten al mar no contaminan o contaminan muy poco y se les puede hacer un seguimiento.

Manuel Marrero, de Podemos, ha advertido de la "gestión muy deficiente" del Gobierno en materia de vertidos en los últimos treinta años y se ha preguntado si en las islas "queda algún emisario submarino sano".

Ha dicho que Canarias "ha descuidado bastante" las inversiones en saneamiento, aguas y depuración y para el futuro, ha tildado de "indisoluble" el binomio agua-energías renovables porque no se puede "seguir tirando agua".

NC ve falta de planificación

Marrero ha comentado que hay un "reto importante" en las islas para optimizar el ciclo del agua y ha reclamado más personal para la Agencia del Medio Natural y los consejos insulares de aguas con el fin de incrementar la vigilancia.

Jesús Ramos, del Grupo Mixto (ASG), cree que hace falta una "estrategia integral" sobre vertidos que implique a todas las administraciones porque Canarias genera "gran cantidad" de aguas residuales debido al impacto del turismo y el carácter desfasado de muchas instalaciones.

Gladys Acuña, de Nueva Canarias (NC), ha criticado la "falta de planificación" del Gobierno de Canarias, porque aunque se ha hecho el censo, "un trabajo de agradecer", los problemas "van más allá" porque las infraestructuras de saneamiento y depuración son "obsoletas o inexistentes". "Hay núcleos que vierten al mar directamente", ha comentado.

Por ello, ha demandado un plan de acción al Ejecutivo y la puesta en marcha de campañas de concienciación.

Luz Reverón, del Grupo Popular, ha reclamado al Gobierno un plan "integral" de choque para que se vayan "poniendo medidas" en la lucha contra los vertidos, "que no se va resolver en siete y ocho meses, pero hay que comenzar". "Utilice los medios públicos para concienciar a todos los ciudadanos porque es un problema que nos atañe a todos", ha señalado.

Infraestructuras obsoletas o inexistentes, denuncia el PSOE

Nayra Alemán, del Grupo Socialista, ha comentado que las infraestructuras de saneamiento y depuración están "obsoletas o son inexistentes", tildando de "escandaloso" que siga habiendo vertidos al mar, que además "corren como la pólvora por las redes sociales".

Ha pedido "más pedagogía" al Gobierno con campañas de concienciación y ha criticado que se deslice que hace algunos años no se hiciera ningún seguimiento sobre los vertidos.

Socorro Beato, del Grupo Nacionalista, ha señalado que las competencias son municipales y la planificación hídrica, insular, valorando que el Gobierno "se ha puesto a la tarea" para hacer un censo de vertidos y colaborar con las administraciones.

En el caso de Santa Cruz de Tenerife, ha comentado que la solución a los vertidos pasa por la reforma de la EDAR de Buenos Aires, que ha sido licitada recientemente por el Estado --que también debe acelerar la firma del convenio de obras hidráulicas-- apuntando, no obstante, que los vertidos en La Hondura están "pretratados" y cuentan con garantías.