CC usa un cambio legal para calzar asesores incompatibles

11/10/2017

El Gobierno de Coalición Canaria (CC) se escuda en un cambio de la Ley de Incompatibilidades aprobado en el año 2016 por el que quedaron liberados de la misma aquellos asesores que en su nombramiento no se les asignara tareas de «asesoramiento especial».

Santa Cruz de Tenerife

Después de que la diputada socialista Patricia Hernández, denunciara la contratación por el Gobierno como asesores de varios cargos públicos locales, fuentes del Ejecutivo coincidentes con responsabilidades orgánicas de Coalición Canaria (CC) aludieron a un cambio legislativo que matizaría las acusaciones de Hernández.

Tal modificación se refiere a la que el Ejecutivo de CC y el Partido Socialista Canario (PSC) introdujo con suma discreción en la Ley de Presupuestos de Canarias de 2016. A través de esta vía se cambió el artículo 2 de la Ley de Incompatibilidades que permitía eximir de la misma a los cargos de confianza que, en su nombramiento no se contemplaran las funciones de «asesoramiento especial».

En aquel momento, los promotores del cambio lo enfocaron hacia el personal eventual que no ejerce estrictamente como asesor. Sin embargo, los nacionalistas han podido calzar el nombramiento de la exalcaldesa de Frontera, Melisa Armas, aprovechando dicha modificación legislativa.

El Gobierno no aclara en qué términos exactos está nombrada Armas para que se le permita compatibilizar su condición de asesora del vicepresidente a la vez que concejal de La Frontera. Este tipo de nombramientos no se publican en el Boletín Oficial de Canarias y en la web de transparencia no se detalla.

Asimismo, fuentes nacionalistas pertenecientes al Gobierno aseguran «no tener constancia» de que desde la Oficina de Registro de Intereses de Altos Cargos se haya advertido de que Melisa Armas incurra en una situación de incompatibilidad.

Estas mismas fuentes explican que las secretarías generales técnicas de cada consejería se encargan de velar por el cumplimiento de la legalidad en los nombramientos. Sin embargo, otras fuentes señalan a la oficina mencionada con anterioridad, y precisan que ésta solamente puede escrutar la información que les envía las secretarías generales técnicas.