Imagen de archivo de un agricultor recogiendo un racimo de plátanos. / EFE

La oposición pide el compromiso del PSOE para aprobar en el Senado la enmienda al plátano

La consejera de Agricultura afirma defender las necesidades del sector y lo considera «rentable» a pesar de las dificultades

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

A la espera de que la 'enmienda canaria' llegue al Senado y con el sector del plátano en La Palma gravemente afectado por el volcán, el Grupo Mixto quiso arrancar ayer un compromiso público a los parlamentarios después de que saliera adelante en el Congreso con el voto en contra del PSOE y Unidas Podemos.

Si bien los socialistas manifestaron que se había tratado de un error que no pudieron subsanar ante la negativa de la mesa de repetir la votación, la formación morada asegura que «no está contenta» con lo sucedido. Francisco Déniz defendió en su intervención que los agricultores canarios serán los únicos a los que se permitirá pagarles por debajo del coste de producción. «Los intermediarios y comerciantes seguirán poniendo el precio. Es la situación de siempre y no responde a la singularidad canaria», expresó. También criticó que los grupos parlamentarios votaran en contra de la enmienda que permitía que las ayudas del Posei descomputaran para fijar el precio mínimo del plátano y se tornaran a favor en el Congreso.

Por su parte, tanto el Grupo Popular como el Grupo Nacionalista criticaron a la Consejería de Agricultura,Ganadería y Pesca por no responder a la demanda del sector y recordaron que Canarias compite en desigualdad de condiciones. «¿Qué está haciendo para excluir al cultivo del plátano en la aplicación de los artículos que fijan los precios de contrato, para que la ley recoja la normativa europea que da un trato diferenciado a las RUP y para que España exija a los productores de terceros países lo mismo que ellos nos exigen si queremos introducir el plátano en sus regiones? señalaron los populares.

La consejera, Alicia Vanoostende, defendió que a pesar de las críticas de algunos agricultores, se está haciendo un buen trabajo y están en contacto continuo con los plataneros y Asprocan. «El sector es rentable, a pesar de las dificultades –aseguró. Todos, y no solo los plataneros, podrán vender a pérdidas puntualmente si al final del ciclo económico tienen beneficios».