La alcaldesa de Mogán pidió a la CCE de Las Palmas comparecer en la sede de la organización empresarial. / EFE

Mogán y San Bartolomé vaciarán los hoteles de inmigrantes a final de año

La alcaldesa advierte que sancionará con hasta 300.000 euros a los establecimientos que alojen a estas personas a partir del 1 de enero

ALMUDENA SÁNCHEZ Santa Cruz de Tenerife.

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, y el concejal de Turismo de San Bartolomé de Tirajana, Alejandro Marichal, advirtieron ayer al Ministerio de Migraciones que el alojamiento de los inmigrantes en espacios alojativos turísticos se acaba el 31 de diciembre de este año, tal y como figura en el contrato firmado en su día con el titular del mencionado ministerio, José Luis Escrivá.

Ambos representantes municipales lanzaron un segundo mensaje, éste dirigido a los propietarios de esos «diez» establecimientos turísticos que alojan a las personas llegadas de forma irregular: «si no desalojan el 1 de enero, se les sancionará con entre 30.000 y 300.000 euros».

  • Caducidad. Onalia Bueno declaró que «la solidaridad como negocio tiene fecha de caducidad 31 de diciembre».

  • Fondos La alcaldesa de Mogán cifró en 300.000 euros -entre 40 y 50 euros por persona- el alojamiento diario.

  • Reactivación La exigencia de acabar con estos alojamientos se producen a la espera de la vuelta de los turistas.

Bueno señaló que «hemos sido pacientes pero esto tiene que tener fin. No podemos seguir resolviendo una cuestión que atañe al Gobierno del Estado» del que destacó su «inacción» en la gestión migratoria.

Marichal incidió en que «no podemos soportar ni un minuto más esta situación» y aludió a las «21.000 personas que están en paro o en un expediente de regulación temporal de empleo» (ERTE), o las «más de 1.500 empresas del municipio que han tenido que presentar un ERTE».

Las declaraciones de ambos mandatarios se produjeron en la sede de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) de Las Palmas, con su presidente, Agustín Manrique de Lara, y su secretario general, José Luis Cristóbal, presentes en la comparecencia. Junto a ellos, asistió el único representante de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, el vocal Nicolás Villalobos.

Reactivación

Preguntado por si la FEHT había aprobado poner fin al alojamiento de inmigrantes, Villalobos se limitó a apuntar el «compromiso de la organización por la reactivación de la economía», en línea con Manrique de Lara.

No obstante, el representante empresarial destacó que «resulta incompatible la acogida de inmigrantes en establecimientos alojativos en zonas turísticas». Sobre ello, el concejal de San Bartolomé de Tirajana aseguró que «la imagen que se traslada al exterior, sobre todo al Reino Unido, es negativa» al sostener que «es tal el descontrol de la crisis migratoria en Canarias que tienen que alojar a inmigrantes en hoteles».

«Los turistas tienen todo el derecho a elegir Disneylandia y no una zona de conflicto», abundó Nicolás Villalobos.

En este sentido, la alcaldesa de Mogán consideró necesario traer a colación una advertencia hecha por la Dirección General de Salud Pública el 11 de noviembre a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sobre el «incumplimiento de medidas de confinamiento» por parte de 35 personas que están en «paradero desconocido». También se hizo eco de la información trasladada por la Delegación del Gobierno a Salud Pública indicando que hay «inmigrantes saliendo a la calle y poniendo en riesgo al resto de la población», subrayó en dos ocasiones Bueno, y agregó que «agentes policiales han localizado a positivos con tarjeta de embarque en aeropuertos de las islas».

Preocupación

La alcaldesa de Mogán aseguró que «turoperadores -sin mayor precisión- han expresado su preocupación por el mensaje que está llegando al turista británico, de que debe de compartir alojamiento con inmigrantes».

Según los datos ofrecidos por Onalia Bueno, en el municipio turístico que dirige se encuentran actualmente 3.471 personas inmigrantes alojados, entre ellos «496 menores no acompañados y otro grupo de 90 personas infectados con la covid-19». En San Bartolomé de Tirajana el concejal precisó que hay 2.500 personas alojadas en cuatro hoteles del municipio y, a diferencia de Mogán, dijo no constarle infectados.

u

u

u