En los dispositivos de acogida de la comunidad autónoma permanecen en torno a 1.300 inmigrantes. / EFE

Más de 600 migrantes de la última oleada ya están en Gran Canaria y Tenerife

El número de menores se mantiene estable en cerca de 2.500 jóvenes porque las llegadas se compensan con las salidas por mayoría de edad

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran canaria

De los casi 700 inmigrantes adultos que llegaron durante el fin de semana a Lanzarote y Fuerteventura a bordo de 16 embarcaciones, en torno al 90% de ellos -unas 600 personas- ya ha sido trasladado a Gran Canaria y Tenerife.

Según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno, en el Centro de Atención Temporal para Extranjeros (CATE) de Lanzarote permanecen 38 migrantes de los más de 520 que alcanzaron las costas de la isla entre el jueves pasado y el lunes.

En el caso de las instalaciones majoreras, están ocupadas por 42 de las 182 personas auxiliadas en esas jornadas.

Con esta última oleada, la cifra de inmigrantes que están acogidos en el archipiélago en estos momentos asciende a 1.300 personas, que permanecen en los recursos del Plan Canarias del Ministerio de Migraciones, con capacidad para 7.000 plazas, la mayoría en instalaciones militares.

Mayor coordinación

Tras el repunte registrado en los últimos días, el Cabildo de Fuerteventura ha pedido una mayor implicación del Estado y del Gobierno autónomo en el drama migratorio y una mayor coordinación con la Unión Europea.

En un comunicado, el consejero de Políticas Sociales, Adargoma Hernández, señaló que se trata de una situación «de emergencia humanitaria que provoca la pérdida de centenares de vidas en el mar y que no hace sino empeorar», lo que, a su juicio, demuestra que «las políticas que se están aplicando en migración no son efectivas».

Por este motivo, entiende que los gobiernos de España y Canarias deben demostrar «mayor coordinación con Europa, así como incrementar su implicación en la gestión de la crisis migratoria».

Menores

En cuanto a los menores inmigrantes no acompañados, que son responsabilidad de la comunidad autónoma, las cifras permanecen practicamente estables en torno a los 2.500 jóvenes.

Aunque no se contemplan los movimientos registrados en las últimas semanas, la Consejería de Derechos Sociales apunta al respecto que las 'llegadas' se compensan con las salidas por decreto de los centros una vez que estos chicos cumplen la mayoría de edad.

En este sentido, desde el departamento que dirige Noemí Santana se apunta que el número de menores acogidos en la actualidad asciende a 2.431, de los que 1.998 se encuentran en dispositivos del Gobierno y los 433 restantes en centros de los cabildos.

De la cifra total, el 38% (927 personas) está pendiente de que se determine su edad.

Derivaciones

La administración regional espera aliviar la saturación de sus centros en el último trimestre del año con el traslado a la península de 400 menores desde las islas y Ceuta, una actuación que fue anunciad a finales de julio después de un acuerdo entre el Gobierno central y las comunidades autónomas. Estas derivaciones se completarán el próximo año con otras 374.

Canarias y Ceuta habían reclamado la activación del Plan de Respuesta ante crisis migratorias porque sus sistemas de protección están desbordados. Desde el archipiélago se ha reclamado el traslado de 1.363 menores mientras que la ciudad autónoma ha pedido enviar 182 jóvenes a la península para aliviar la presión de sus centros.

El Gobierno de Canarias comunidad autónoma lleva bastante tiempo demandando un reparto solidario de menores migrantes no acompañados con el resto del Estado, pero hasta ahora no ha tenido una buena respuesta, ya que solo 208 jóvenes han sido derivados a otras regiones.

Recursos

Actualmente, la comunidad autónoma cuenta con 50 dispositivos para la acogida y atención de menores. La mayor presión se encuentra en Gran Canaria, donde están ubicados 31 de estos centros. En Gran Canaria se han habilitado 15; tres en Fuerteventura y uno en El Hierro.