El ministro de Interior, en la foto junto a Ángel Víctor Torres, visitó el pasado año el archipiélago. / COBER

Marlaska aspira a conseguir patrullas conjuntas en la reunión con Marruecos

El Gobierno propondrá este viernes una colaboración similar a la que ya mantiene con Senegal y Mauritania para frenar la inmigración

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El Estado tiene presente que para afrontar el fenómeno migratorio necesita la colaboración de Rabat y en ese contexto se sentará a negociar este viernes en la primera reunión de la comisión bilateral hispano-marroquí.

La propuesta que pondrá sobre la mesa el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, será la de establecer un convenio de colaboración para iniciar patrullas conjuntas que puedan interceptar la salida de cayucos.

Un acuerdo que la Guardia Civil ya mantiene con Senegal desde 2006 y con Mauritania, en donde también se han sumado patrullas terrestres desde 2014.

Pese a que en algunos momentos pico durante la última década las autoridades marítimas marroquíes han prestado asistencia de forma puntual, la reciente tensión entre España y el país alauira impedía alcanzar acuerdos. Ahora el Gobierno aspira a que el refuerzo de cooperación sirva como una acción disuasoria para frenar los datos del fenómeno.

No se prevé que Canarias tenga representación en la cita, pero sí en la de la delimitación de las aguas

Los expertos en seguridad del Gobierno avalan esta estrategia desde el punto de vista de una política de control fronterizo. Para entender las dimensiones que podrían alcanzarse basta con tomar de referente el balance ofrecido en febrero por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Detalló que los 35 agentes desplegados en Mauritania realizaron durante el año pasado más de 300 patrullas marítimas, 400 patrullas mixtas terrestres, 138 con helicóptero y 70 días de despliegue de un avión en operaciones de control de la inmigración ilegal hacia las islas.

Por otro lado, en lo que va de año la llegada de inmigrantes se han multiplicado un 29% en todo el territorio español, según el último balance de Interior. Una cifra que, además, se incrementa hasta un 60% si se observan los flujos de la Ruta Canaria, que no solo se ha convertido en la principal puerta de entrada a Europa para los africanos sino también la más mortífera.

Críticas

Desde la oposición siguen alzandose voces críticas ante el temor de que el archipiélago quede en el olvido durante la reunión frente a otros temas como la reapertura de las fronteras en Ceuta y Melilla, que había paralizado la Operación Paso del Estrecho (OPE), las conexiones marítimas y la Reunión de Alto Nivel.

En concreto, Coalición Canaria ha afeado al presidente canario por ser «mero expectador» de una cita en la que no estará presente, mientras que el PP, por su parte, pide «medidas concretas».

El senador popular Sergio Ramos también levantó la voz al ministro de Interior por «otro capítulo inaceptable» del drama migratorio. Ha pedido la comparecencia urgente de Marlaska para informar sobre qué protocolos de actuación han fallado tras la fuga este fin de semana de una veinta de internos del CIE de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria, así como cuántos efectivos policiales lo custodian.

Un episodio que, además, se produce tras una huelga de hambre por las supuestas malas condiciones en que estaban siendo atendidos y que se ha saldado, de momento, con la detención de solo la mitad de los fugados.