Mario Cabrera: «La segunda traición de Oramas no se puede pasar»

07/01/2020

El líder de CC en Fuerteventura, Mario Cabrera, ha pedido a su partido "medidas contundentes" con Ana Oramas por no respetar la instrucción de abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez, porque considera que ha cometido "una segunda traición que no se puede pasar por alto".

El pasado viernes, el Consejo Político Nacional de Coalición Canaria -el máximo órgano del partido entre congresos- decidió en Tenerife abstenerse en el debate de investidura de Sánchez como presidente del Gobierno.

Sin embargo, Oramas votó en contra de Sánchez al día siguiente, en una actitud que Cabrera criticó públicamente. El secretario insular de CC en Fuerteventura dijo ese sábado que el voto de Oramas no representaba a CC y pidió que se tomaran todas las medidas para hacerla rectificar y "acatar" lo aprobado por el partido.

Mario Cabrera ha difundido este martes un nuevo comunicado, aún más crítico con Oramas, tras comprobar que ha optado de nuevo por el "no" en la segunda y definitiva votación de investidura de Sánchez.

"Es una segunda traición que no se puede pasar por alto. No ha respetado la democracia interna y ha engañado a todos los compañeros que confiamos en ella para defender las decisiones que se acuerdan en los órganos de participación de CC", asegura.

El dirigente de Fuerteventura subraya que Coalición Canaria acordó abstenerse porque no quería "ponerse del lado de Pedro Sánchez ni del de Abascal (el líder de Vox)", sino hacer ver "claramente" que contribuía a "evitar nuevas elecciones" mientras "marcaba distancias con unos y otros", sin hacer "seguidismo de los radicales, ni de derechas ni de izquierdas".

"Coalición Canaria debe abrir un proceso interno para definir claramente las consecuencias de esta traición. Me preocupa que se pueda llegar a asumir como normal que no se respete el funcionamiento democrático del partido, por eso hay que ser tajantes y directos", exige Mario Cabrera.

El líder del partido en Fuerteventura propone que se escuche "a todo el mundo el tiempo que sea necesario", pero también demanda "tomar medidas contundentes en defensa del funcionamiento democrático de la organización".