El intermediario Lucas Cruz en una foto tomada en la firma del acuerdo fallido para la compra del CB Gran Canaria. / C7

Lucas Cruz cobró 25.000 euros de RR7 como adelanto de comisión por las mascarillas falsas

La adjudicataria detalla en su denuncia pagos al intermediario por un material que nunca llegó al Servicio Canario de Salud

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La denuncia presentada el jueves por el administrador único de RR7 United SL a la Policía Nacional en el caso de las mascarillas falsas, detalla pagos en concepto de «adelanto comisión 3M» a uno de los intervinientes en esta presunta estafa, el intermediario Lucas Cruz. Según el documento bancario, Rayco González -propietario de la adjudicataria- transfirió a Cruz 25.000 euros como pago adelantado por las gestiones realizadas por este para adquirir el lote de un millón de mascarillas acordado en el contrato que suscribieron con el Servicio Canario de Salud (SCS) por valor de cuatro millones de euros el 25 de mayo del año 2020.

En este caso, que está siendo investigado desde el pasado 8 de abril por la Delegación de Las Palmas de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, presuntamente RR7 United SL contactó por medio de Lucas Cruz con un proveedor de nombre Ihsan Mahmhoud Mohamed al Sabbagh que tenía buenas relaciones comerciales en el sector del material sanitario destinado a la lucha contra el coronavirus.

De esta forma, le encargaron contactar con la empresa 3M para la adquisición del millón de mascarillas FFP3 modelo 1860 y por ello le transfirieron dos cantidades iniciales. Un primer envío de 1,59 millones de euros y otro de 1,06, en las fechas 22 de octubre y 12 de noviembre de 2020.

El resto del montante que asciende a 1.350.000 euros se lo habrían repartido -presuntamente- entre, al menos, seis personas, en forma de comisiones por las gestiones realizadas por la compra de un primer lote de productos que resultó que no era legal y de otro segundo de una marca diferente que jamás llegó a Gran Canaria.

En la imagen, el documento que acredita la transferencia que realizó RR7 United a Lucas Cruz en concepto de adelanto de la comisión por las mascarillas falsas que llegaron a Gran Canaria. / C7

Entre este reparto de ingentes cantidades de dinero procedente de fondos públicos, este periódico tuvo acceso a un documento bancario que detalla la transferencia realizada por RR7 United SL a Lucas Cruz, un empresario que saltó a la escena pública el mes de mayo de 2019 cuando dijo ser el representante del fondo de inversiones HMK Holding

Cruz presentó por aquel entonces al citado fondo como «dueño de grandes empresas que gestionan residuos en energías renovables, propietaria de hoteles en Miami, Indonesia, Bahamas, Canarias... Y ahora queremos publicitarnos a través del Club Baloncesto Gran Canaria (el Herbalife Gran Canaria)», manifestó en la puesta de largo de un supuesto acuerdo que fue presentado a bombo y platillo.

Según anunciaron, HMK de la mano de Lucas Cruz se había comprometido a desembolsar 500.000 euros el Gran Canaria como patrocinio para esa temporada -cifra que le convertía de golpe en el segundo mecenas privado del club, tras la firma Herbalife- y a aportar otros 500.000 la campaña siguiente siempre que el Cabildo pusiera en marcha en el plazo de seis meses una operación de venta de acciones del equipo, de al menos el 51% de su capital. Una operación que resultó ser un auténtico fiasco y jamás se llevó a cabo ya que se hizo público que la procedencia y reputación de HMK era más que dudosa.

Incluso, el propio Lucas Cruz anunciaba en los 'off the record' que la inversión del fondo para el que, presuntamente, trabajaba no se iba a quedar únicamente en el CB Gran Canaria: «Este es el primer club deportivo en el que la empresa a la que represento va a invertir dinero. ¿Invertir en La UD Las Palmas? El futuro está abierto, pero no hay nada previsto», llegó a manifestar.