Los avales no llegan a las pymes

28/03/2020

Pequeños y medianos empresarios y autónomos denuncian que no tienen acceso a la aplicación efectiva de la línea de avales aprobados por el Gobierno de España mientras que los bancos ofrecen mejoras a las grandes compañías

Pequeños y medianos empresarios y autónomos de la comunidad autónoma están mostrando su malestar al encontrar que, a pesar de la línea de avales públicos puestos en marcha por el Gobierno de España, los bancos les están dificultando acceder a créditos que les permitan hacer frente a sus pagos.

Estos empresarios se han encontrado que, en estos últimos días de final de mes, cuando necesitan liquidez de manera urgente para abonar salarios, pagar proveedores y afrontar otros pagos, las entidades financieras están «retrasando, cuando no rechazando directamente» la posibilidad de contar con estos recursos, que son un elemento «crucial» para subsistir en estos tiempos de crisis.

Esta crítica es paralela a la denuncia de que estos mismos bancos están aprovechando la línea de avales abierta por el Ejecutivo central para preasignar los préstamos del Gobierno y «ofrecer, por esta vía, refinanciación y nuevos créditos a las grandes compañías, incluso a las que no tienen problemas de liquidez y están haciendo frente a la emergencia con sus propios medios».

Agregan estas fuentes que la banca tiene «el reto y la responsabilidad» de contribuir a que la sociedad en su conjunto, y el tejido productivo de forma especial, pueda salir de la mejor manera posible de esta situación provocada por la pandemia del coronavirus». Insisten en que «no es momento para comportamientos espurios» porque esta medida «no se ha puesto en marcha para hacer negocio y para que las empresas y los bancos no corran riesgos sino, sobre todo, para ayudar a las empresas pequeñas que en estos tiempos, con la economía practicamente paralizada, están encontrando muchos problemas para sobrevivir».

Autónomos y pymes entienden que estos recursos que se han articulado desde el Estado «no están llegando a quienes debería» y hacen hincapié en que se deben establecer fórmulas de control para que los bancos permitan el acceso a estos fondos «a quienes más lo necesitan», porque insisten, ante el final de mes hay muchos pagos por hacer y es el momento más complicado para ellos. Si se ven sin ningún tipo de ayuda «estamos abocados a echar el cierre». Por eso, consideran que las entidades financieras deben reconsiderar su actitud para que «todos podamos salir de esta situación».