Las urnas deciden el futuro de España

    Cargando reproductor ...
28/04/2019

Culminada la intensa campaña toca ahora a los ciudadanos elegir quién prefieren que asuma la dirección del país durante los próximos cuatro años. Lo que se dirime en esta jornada electoral no es tanto qué partido gana sino qué alianza de fuerzas gobernará España.

Tras quince días de frenética actividad de los candidatos y una jornada de reflexión -establecida por ley aunque de cuestionada utilidad-, los españoles están llamados hoy a las urnas para decidir la composición del Congreso y del Senado, y despejar por tanto la incógnita de quién se lleva el gato al agua en la pugna entre los dos bloques ideológicos que ha marcado desde el principio este proceso electoral.

Con el voto más fragmentado que nunca entre las cinco formaciones políticas que se presentan en el conjunto del Estado, la equis a despejar en esta ocasión ya no es qué partido gana las elecciones como cuando imperaba el bipartidismo, sino saber quién logra sumar mayoría con otras fuerzas para configurar el Gobierno. De cómo quede el reparto de los 350 escaños del Congreso de los Diputados va a depender que sea el bloque de izquierdas el que dirija el país durante los próximos cuatro años o que lo haga una alianza de los partidos de la derecha.

Indecisos

La prohibición de publicar encuestas en la semana previa a la jornada electoral impide conocer cómo ha evolucionado la tendencia de voto tras los dos debates televisados entre los principales aspirantes a la Presidencia del Gobierno, que han sido el plato fuerte de una campaña atípica partida por las vacaciones de semana santa, pero todo indica que el resultado va a estar muy ajustado, sin mayorías claras que inclinen la balanza a un lado o a otro.

El elevado porcentaje de indecisos, mayor que en otras elecciones -hasta un 41% según el barómetro de precampaña del CIS y todavía por encima del 30% a mitad de campaña según la proyección media de posteriores sondeos- es otro factor determinante que hace difícil pronosticar el color del próximo Gobierno. Los propios partidos, que sí manejan trackings internos de la última semana con datos actualizados cada 48 horas, asumen que nadie tiene claro quién podrá gobernar. De ahí que todos los candidatos sin excepción hayan centrado sus mensajes de cierre de campaña en llamar a la movilización y apelar al voto útil, conscientes de que el partido se puede decidir por un margen muy estrecho.

Claves

Una de las claves determinantes en la formación de una mayoría para gobernar va a estar según todos los expertos en los 103 escaños que están en juego en las circunscripciones pequeñas, aquellas donde se eligen cinco o menos diputados.

Pero los analistas tampoco descartan que dado lo ajustado que se prevé el resultado y por los múltiples vetos cruzados que imposibilitan algunas alianzas, pueda producirse una situación de bloqueo similar a la que obligó a repetir las elecciones en 2016.

Con todo, lo que digan las urnas es el único veredicto válido y los electores tienen hoy la última palabra.