La paga única no llega hasta mayo y junio

El decreto ley que regula el ingreso de emergencia no entrará en vigor hasta el próximo lunes y, a partir de entonces, se fijan plazos durante un mes para los distintos tipos de familia, que cobrarán entre 415 euros y 478 euros

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

El ingreso único creado por el Gobierno de Canarias para atender a familias sin ningún tipo de ingreso no podrá ser cobrado hasta mediados de mayo en el mejor de los casos, y en junio. A pesar de ser concebido como una renta de emergencia, los trámites administrativos retrasarán su cobro, ya que el decreto ley que lo regula no estará en vigor hasta el próximo lunes, 27 de abril, fecha en que podrían solicitarlo -hasta el cuatro de mayo- las familias con dos o más menores a su cargo y las monomarentales o monoparentales. Estas unidades familiares son además las que podrán beneficiarse de las ayudas de mayor cuantía, 478 euros.

Una vez que estos grupos familiares hayan hecho su solicitud, se abre un nuevo plazo para las familias con un hijo entre el 5 y el 11 de mayo, mientras que entre el 12 y el 27 de mayo lo podrán hacer el resto de familias y personas. En el caso de que la unidad familiar sea de una persona sola, recibirá la prestación de menor cuantía, 367 euros. Estos importes, según señala la Consejería que dirige Noemí Santana, suponen el 75% de la Prestación Canaria de Inserción (PCI).

Derechos Sociales destaca que si un miembro de la unidad familiar recibe la prestación no contributiva o la Prestación Canaria de Inserción (PCI) no podrán acogerse a esta renta de emergencia. Tampoco tienen derecho quienes estén tramitando la PCI «ya que se ha agilizado su tramitación y entrarán en el sistema en las próximas semanas».

Agrega que para recibir esta renta de emergencia es preciso no contar con otro recurso económico. Esto significa que no podrán solicitarla quienes perciban algún ingreso de un puesto de trabajo «sea la jornada que sea»; quienes estén cobrando una prestación no contributiva o PCI; tampoco podrán solicitarla quienes estén percibiendo el paro, una prestación por ERTE o similares «o estén a la espera de recibirla»; quienes tengan ingresos provenientes de la renta activa de inserción, subsidio para mayores de 45 o de 52 años; ingresos provenientes de liberados de prisión u otro ingreso de carácter regular que se reciba de las administraciones públicas.

Por el contrario, esta paga única de emergencia es compatible con las ayudas de emergencia de los ayuntamientos si tienen carácter finalista; la ayuda cuota 0 de la Consejería de Derechos Sociales; la pensión alimenticia de parejas separadas; becas de formación, estudio o similares; e igualmente se puede solicitar por quienes estén recibiendo una prestación de dependencia.

Además, puntualiza el Gobierno de Canarias que tampoco pueden demandar esta ayuda las personas que vivan en establecimientos públicos de manera permanente (residencias de ancianos, centros penitenciarios, etc) ya que «ven sus necesidades cubiertas». En cambio, pueden acudir a esta prestación las mujeres víctimas de violencia de género que vivan en pisos tutelados, personas sin hogar en recursos temporales, etc.

Además, después de una reunión que ayer mantuvo con el ministro Inclusión, José Luis Escrivá, la Consejería señaló que el ingreso mínimo vital del Estado estará operativa «hacia junio-julio» y subrayó que será «de carácter permanente y no ligada a la crisis sanitaria». Además, esta renta que prepara el Gobierno central será compatible con otras rentas que establecen las comunidades autónomas, como la PCI en el caso de Canarias o la futura renta ciudadana autonómica.