La bonificación del 75% entrará en vigor a partir del 30 de junio

13/06/2018

El aumento de la subvención a residentes para viajar a la Península recogido en las cuentas estatales será de aplicación efectiva desde el día siguiente de la publicación en el BOE de los PGE de 2018.

Superados los vetos del Senado, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 continúan su trámite parlamentario y saldrán definitivamente aprobados del Congreso en el pleno del 28 de junio, para entrar en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE. Será por tanto a partir del 30 de junio cuando se pueda empezar a aplicar de forma efectiva la bonificación del 75% a los residentes canarios para viajar a la Península, recogida en las cuentas estatales por acuerdo político de NC con el anterior Gobierno.

El retraso causado por la decisión del PP de enmendar sus propios Presupuestos en el Senado en respuesta a la moción de censura que desalojó a Rajoy de la Moncloa, ha alargado la espera de muchos residentes canarios que tienen previsto viajar y llevan semanas pendientes de la fecha de entrada en vigor de la nueva bonificación para comprar los billetes.

Diez días de retraso

Finalmente, una vez despejadas las dudas sobre la continuidad de los compromisos presupuestarios que Rajoy adquirió con Canarias -el PP no presentó el lunes ninguna enmienda para retirar las partidas pactadas en la Cámara Alta, donde tiene mayoría-, el descuento del 75% para los trayectos entre las Islas y el resto del territorio nacional queda amarrado en los Presupuestos y solo sufrirá un retraso de diez días sobre la previsión inicial.

A partir de ahora, el Senado verá entre hoy y mañana en comisión las más de 5.000 enmiendas de los distintos grupos parlamentarios -solo PSOE, CC y NC han optado por no presentar ninguna-, aunque únicamente las 19 del PP tienen garantizada su incorporación provisional al proyecto de ley de los PGE, que por último se debatirá en el pleno del próximo lunes día 18.

Las modificaciones que se van a incluir en esta fase del trámite obligan a que las cuentas estatales vuelvan al Congreso, donde con toda probabilidad la mayoría parlamentaria que respaldó la moción de censura de Sánchez rechazará en el pleno del día 28 todos las enmiendas que vengan del Senado -en esta segunda vuelta solo se votan los cambios-, en cuyo caso los Presupuestos de 2018 quedarán definitivamente aprobados en los mismos términos que salieron en mayo de la Cámara Baja.