Imagen de la protesta en la sede del Gobierno de Canarias. / C7

Los interinos persisten en la huelga pese a los avances de la Administración

El comité ha anunciado que ampliará las protestas otros seis meses

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El personal en fraude de ley protagonizó este jueves una nueva jornada de protestas frente a la sede de Presidencia –en el momento en que se celebraba el Consejo de Gobierno– para reclamar al Ejecutivo el cumplimiento del acuerdo firmado el pasado abril del 2021.

Es este el principal reclamo del comité de huelga, que tras año y medio de paros ha anunciado que la ampliarán otros seis meses, hasta diciembre.

Mientras que Intersindical Canaria y Cobas han dado por rotas las relaciones ante el «ninguneo» del Gobierno, la Administración avanza en el diálogo con el resto de sindicatos para cumplir con los plazos del Estado y publicar antes del 1 de junio la oferta de empleo pública (OEP) extraordinaria.

Luego, tendrán hasta final de año para negociar las bases de la convocatoria y hasta 2024 para completar los procedimientos. Con esta hoja de ruta, Estado trata de reducir hasta el 8% la alta tasa de temporalidad.

«Tras la puesta en escena de una falsa negociación, la Administración solo ha hecho acopio de convocatorias de reuniones, carentes de voluntad negociadora con la intención de justificar el expediente», critican desde el comité.

Durante las últimas dos semanas se han reunido las distintas mesas de trabajo con el objetivo de afinar los criterios comunes a aplicar por las distintas administraciones en los concursos de méritos.

El conflicto está en que, tal y como reconoció el propio consejero Julio Pérez, no se podrá dar garantías de permanencia a todo el personal en fraude de ley. «Se tratará de dar la mayor cobertura, pero no puede ser automático», apuntó.

El comité señala, por su parte, que este no era el compromiso del Ejecutivo, que firmó el acuerdo antes, incluso, de que se aprobara la nueva ley. Así, concluido el plazo para que la Administración contestara a la reclamación, los sindicatos que aún persisten en las protestas avanzarán por la vía judicial con una demanda.

«Recorreremos el camino necesario hasta alcanzar lo que nos corresponde por justicia», añaden. «Creemos en ella sin manipularla ni desvirtuarla. Esto no termina en el mercadeo y trueque entre Gobierno y sindicatos traidores».