Borrar
La presentación de los resultados del proyecto 'Bridges' tuvo lugar en la mañana de este martes en Casa África. Efe

La ultraderecha domina el discurso político de la inmigración y silencia los testimonios

La presentación de las conclusiones del proyecto 'Bridges', dedicado a analizar el impacto y desarrollo de narrativas sobre migración, se desarrolló este martes en Casa África

Sara Toj

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 20 de febrero 2024, 11:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las historias vitales de las personas migrantes cuentan con un «impacto fundamental» en la construcción de la percepción de la sociedad sobre los movimientos migratorios. Esta es una de las conclusiones del proyecto 'Bridges', coordinado por CIDOB (Barcelona Centre for International Affairs), en el que se estudió la producción y el impacto de las narrativas sobre migración.

Gracias al traslado de las realidades personales, se permite «ponernos en el lado» de aquellos que deciden dejar su tierra y partir hacia otra en búsqueda de un futuro mejor, según contó la coordinadora científica del estudio, Blanca Garcés, en la presentación de los resultados del análisis en Casa África, en la capital grancanaria.

«Cuando explican su experiencia en primera persona se genera un impacto sobre aquellos que escuchan o leen, se dan actitudes de empatía e identificación, lo que repercute en nuestro pensamiento sobre las migraciones y también en como respondemos a ellas«, explicó la experta, aspecto que consideró «muy positivo».

Sin embargo, uno de los fallos que han detectado a la hora de transmitir estas historias es que se cubren «de manera abstracta y alejadas de la experiencia». Según explicó, esto se debe a la «precarización del sector» que hace que el tratamiento informativo se dé «desde las redacciones y, por tanto, sin inroducir más elementos de historia personal».

Voces políticas

El proyecto, financiado por la Comisión Europea, se centró en seis países: Francia Alemania, Hungría, Italia, España y el Reino Unido. En ellos se estudiaron cuestiones como el relato que ofrecen los medios de comunicación y las redes sociales, cómo afectan los discursos en las decisiones políticas o las campañas llevadas a cabo por la Unión Europea para influir en las decisiones de las personas migrantes.

En ese sentido, la experta recalcó que los actores que dominan la cobertura mediática sobre la migración son «las voces de los políticos», que no dejan espacio para los verdaderos protagonistas, las personas que emigran, y que «están prácticamente ausentes» ya que cuando aparecen en las informaciones solo lo hacen con «pequeñas citas».

Según el estudio, los discursos que se emiten desde las esferas del poder están liderados por partidos que defienden ideas antiinmigración. Esto se debe a que las estrategias utilizadas en las narrativas de laextremaderecha, como han analizado, «se caracterizan por una mayor organización, financiación, coherencia en el mensaje y el tiempo, y por su regularidad«. La experta argumentó que el resto de fuerzas polítitcas tienen »una presencia más irregular, a menudo evitan hablar de inmigración«, lo que hace que ese espacio libre lo ocupen los discursos en contra de los fenómenos migratorios.

No obstante, en el caso de España la narrativa migratoria «aún no se ha politizado al nivel de otros países europeos». Como comentó la investigadora, Vox, que representa a la extrema derecha a nivel nacional «se ha centrado en otras cuestiones, como la territorial o la de género», aunque existe «esa preocupación» que ya se da en algunos puntos de Europa por que sus discursos antimigratorios condicionen la respuesta en términos de políticas de muchos gobiernos, como ocurren en otros países europeos.

Campañas de la Unión Europea

En la investigación llevada a cabo por el centro de asuntos internacionales de Barcelona también se ha analizado el impacto que tienen en los países africanos las campañas financiadas por la Unión Europea que buscan «convencer a los potenciales migrantes de cambiar sus planes, de no salir». El análisis determinó que estas iniciativas son «poco efectivas».

Los argumentos en los que se fundamentan estas iniciativas se basan en transmitir que la situación en Europa «no es tan fácil como creen, que el viaje es peligroso y que en sus países de origen tienen más oportunidades de las que piensan». Estos no calan en ellos por las vivencias de conocidos que ya han dado el paso y, también, porque a pesar de que es un viaje peligroso «vale la pena».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios