Hernández acaba con el reinado de CC en Santa Cruz

15/06/2019

La socialista se hizo con el bastón de mando que ostentó Bermúdez en las dos últimas legislaturas gracias al apoyo de Podemos y Ciudadanos. Los dos ediles de la formación naranja no votaron por ellos mismos y fueron determinantes

Se consumó el cambio. La socialista Patricia Hernández se convirtió ayer en la primera alcaldesa de la historia de Santa Cruz de Tenerife al desbancar a José Manuel Bermúdez, uno de los grandes nombres dentro de Coalición Canaria, gracias a los apoyos de las formaciones Unidas Podemos y Ciudadanos. Y lo hizo en un acto salpicado de sorpresas, reproches, anuncios de medidas disciplinarias y, sobre todo, sonrojo para los nacionalistas que vieron caer uno de sus grandes bastiones en las islas a manos de la que llegó a ser su socia en el Gobierno de Canarias.

Hernández se hizo con el bastón de mando gracias a los dos votos de los ediles de Ciudadanos, además de los nueve de su propia formación y los tres de Unidas Podemos. En la otra trinchera, Coalición Canaria solo obtuvo para el que fuera alcalde en las dos últimas legislaturas diez votos de su grupo, mientras que el PP se votó a sí mismo recabando así tres apoyos

Fue una mañana llena de sobresaltos ya que los ediles electos llegaron al salón de plenos de la corporación santacrucera sin tener bien claro lo que iba a ocurrir, o al menos todos menos los dos de Ciudadanos, Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano, que se acogieron a la libertad de voto y dieron su apoyo a la cantidad del Partido Socialista.

«Se inicia así la regeneración del municipio y el tiempo de las malas noticias para los chicharreros se ha acabado. Se dice adiós a 40 años de clientelismo político», anunciaba la portavoz del partido naranja en el salón de plenos nada más ser investida Hernández, una posición que se enfrentaba a mostrada por Teresa Berastegui, secretaria de acción institucional de la formación, quien nada más salir del pleno anunció que su partido iba a abrir un expediente de expulsión para sus dos concejales «porque tenían la orden de votarse a sí mismo y la desobedecieron».

Matilde Zambudio no rehuyó la polémica y dijo que iban a mantener «nuestras actas de concejales antes de que nos expulsen, pero antes hay mucho de qué hablar», aseveró. «Hay un expediente de expulsión en el que yo alegaré y tengo muchísimas pruebas y muchísimo fundamento para poder acreditar que no fue como dijeron mis compañeros», mantuvo la concejal santacrucera.

Patricia Hernández se hizo así con uno de los bastiones de CC ante un Bermúdez que, tras recordar que fue él quien ganó las elecciones, felicitó «una alianza incongruente» desde el punto de vista ideológico.