Clavijo se reunirá con Rajoy para evaluar el cumplimiento de los acuerdos

Cita por la agenda canaria

10/01/2018

El jefe del Ejecutivo canario, Fernando Clavijo, mantendrá una reunión este mes o a principios del próximo con Mariano Rajoy para abordar el grado de cumplimiento de la agenda canaria. Así lo anunció el propio presidente tras expresar su confianza en que Madrid mantenga los compromisos alcanzados con CC para la legislatura.

Clavijo se manifestó ayer «medianamente tranquilo» respecto a que el Gobierno del Partido Popular cumpla «la palabra dada» y mantenga los compromisos que alcanzó con CC aunque su voto no sea decisivo para aprobar los presupuestos de 2018. Explicó que, de estas cuentas depende no solo la recuperación de los convenios firmados con el Estado sino que Canarias pueda utilizar su superávit en inversiones financieramente sostenibles.

En una rueda de prensa tras un Consejo de Gobierno deliberante -y acompañado de todo su Gabinete-, el presidente expuso los retos para este ejercicio que calificó de «estratégico», porque de las actuaciones que se adopten este año «dependerá lo que pase en las Islas los próximos treinta años», aseguró.

Y entre esas actuaciones figuran las negociaciones con el Gobierno de España para abordar asuntos como los próximos presupuestos, el convenio de carreteras -sobre todo tras la sentencia del Supremo que obliga a Madrid a pagar la anualidad firmada en 2012-, el REF económico o la reforma del sistema de financiación autonómico. En este sentido, indicó que Canarias establecerá como «línea roja» que se vuelva a incluir el REF en esta negociación.

Sobre la sentencia del Supremo, añadió además que se mantienen abiertos los litigios relativos a los años posteriores por una deuda que, según las cifras del Ejecutivo autonómico, asciende a unos 700 millones de euros. Se congratuló de que el Alto Tribunal haya marcado un precedente y «abierto el camino». Además, el presidente subrayó que, tras un 2017 con cifras macroeconómicas en positivo, el leitmotiv de su gestión este año será que la recuperación llegue a las familias.

Para eso, además del trabajo en las Islas y con el Gobierno central, se trabajará en la UE, en un periodo que calificó de «complicado» porque el presupuesto de la Unión se verá mermado tras el brexit. El reto es que esta circunstancia no influya en los fondos que recibe Canarias.

Llamamiento a la unidad

El presidente Clavijo hizo ayer un llamamiento a la unidad de «todas las fuerzas políticas y sectores sociales de la Comunidad autónoma» para hacer frente a los asuntos que Canarias tiene pendientes, no sólo ante el Gobierno de España sino ante la Unión Europea. El objetivo es que no se den «pasos atrás» respecto a lo conseguido en los presupuestos de 2017.

En cualquier caso, el Ejecutivo está dispuesto «a hacer lo que tiene que hacer, sin pausa y sin prisa, y ajeno a cualquier ruido que se pueda generar desde fuera», a pesar de que su formación está en minoría en el Parlamento de Canarias, reconoció el presidente.

Clavijo confía en obtener este respaldo a la hora de negociar porque «por encima de los colores políticos están los intereses de los canarios».

Se refirió también en su comparecencia de ayer a la necesidad de abrir un debate territorial «sin ideas preconcebidas ni líneas rojas». A juicio del presidente canario, la Constitución española se tiene que revisar «entre todos» porque el texto actual «ya no da respuestas a muchas demandas ciudadanas».

Prospecciones

El presidente informó además de que ha pedido una reunión urgente con el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, para conocer la información de la que dispone el Ejecutivo español sobre las nuevas prospecciones autorizadas por Marruecos frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura. Clavijo espera del Gobierno de España «lealtad, transparencia y claridad» y, por tanto, «que se nos dé información» acerca de estos sondeos que prevé realizar la empresa italiana ENI. Además, anunció que el Gobierno de Canarias se dirigirá también a la Unión Europea porque esta cuestión «se puede abordar desde el punto de vista jurídico y también desde el político», en el contexto de las relaciones que tanto España como la Unión mantienen con el Gobierno de Rabat. En este sentido, agregó que ha encargado un informe jurídico sobre esta cuestión.