Borrar
El doctor en Ciencias y catedrático de la Universidad de La laguna, José Ramón Arévalo, en la comisión parlamentaria sobre el reto demográfico Efe/ Ramón de la Rocha
Un experto tumba lo defendido hasta ahora sobre reto demográfico: «Es mejor tener las islas llenas que emigrar»

Un experto tumba lo defendido hasta ahora sobre reto demográfico: «Es mejor tener las islas llenas que emigrar»

José Ramón Arévalo, que participó en comisión parlamentaria convocado por Vox, rechaza la «letanía de que las islas parece que van a colapsar»

Efe

Santa Cruz de Tenerife

Lunes, 13 de mayo 2024, 17:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El catedrático de ecología por la Universidad de La Laguna (ULL) José Ramón Arévalo ha afirmado este lunes en la comisión parlamentaria sobre el reto demográfico, donde fue convocado por Vox, que es «más feo y molesto tener que emigrar», que que las islas estén llenas de gente o las colas en las carreteras.

Arévalo, especialista en plagas y enfermedades vegetales y exresponsable del departamento de botánica, ecología y fisiología vegetal de la ULL, ha precisado que comparece a título particular, a la par que ha abominado de la «fatal letanía de que las islas parece que van a colapsar», cuando «los números indican otra cosa».

Se ha preguntado si la densidad de población en Canarias, 283 habitantes por kilómetro cuadrado «es un valor excesivamente alto» o ai «pone esto en peligro la sostenibilidad», cuando en Reino Unido esa tasa se eleva a 470 habitantes por kilómetro/cuadrado, en Países Bajos está por encima de 400, y en Hong Kong se dispara a los 7.000.

Países, ha abundado, donde las rentas per cápita «triplican la de Canarias».

Ha hecho hincapié en que el índice de natalidad en Canarias es «de los más bajos del mundo», y ha añadido que «el problema que puede surgir en el futuro puede ser distinto» al que ahora se identifica como sobrepoblación.

José Ramón Arévalo ha negado el concepto de capacidad de carga, que a su juicio equipara a las personas con «las cabras o las vacas», como también el de desarrollo sostenible, y ha criticado que se asuma que «cuanta más gente hay, más se van agotando los recursos», pues si así fuera «ya se habrían agotado».

Ha defendido que el sector turístico de Canarias es «un caso de éxito» que ha permitido al archipiélago evolucionar de una sociedad «casi en vías de desarrollo» y que conducía a la emigración a ser un territorio que «atrae» a personas de otras latitudes.

Y ha asumido que este desarrollo «tendrá repercusiones desde el punto de vista de la conservación de los ecosistemas», pero ha añadido: «no tengan dudas de que la única forma de conservarlos es tener un crecimiento económico adecuado para afrontar este tipo de problemática«.

«El crecimiento económico se debe mantener si queremos mantener la calidad de vida», ha proclamado este catedrático de ecología por la ULL, que ha recalcado que en Canarias la conservación de los espacios naturales «está mejor que hace 40 años» a pesar de que hay «problemas puntales con el suministro del agua».

Ahora bien, ha valorado que hoy por hoy el agua que sale de los grifos en los hogares «cumple con las condiciones necesarias para acceder al recurso».

Ha aludido a una creciente legislación para la protección de los ecosistemas, al aumento de la superficie protegida, a los planes de gestión de residuos, de plásticos, a las listas y planes de acción de especies protegidas e invasoras.

Arévalo ha puesto como ejemplo la reserva especial del Malpaís de Güímar, donde hace 25 años algunas zonas eran «auténticos vertederos» mientras que hoy es «un espacio protegido de calidad excelente y perfectamente gestionado» aunque «con sus problemáticas».

También ha aludido a que la laurisilva en Tenerife ha aumentado desde 1954 en un 20% su superficie, y a que la superficie forestal en Canarias asciende a unas 78.000 hectáreas, que «son muchas», por mucho que haya «una idea que ronda por ahí de que los bosques se están consumiendo en el planeta».

Este catedrático de ecología se ha referido asimismo a la recuperación de ecosistemas «casi extintos desde un punto de vista funcional» como los termófilos o a la «aparición» de nuevas especies como el lagarto gigante de La Gomera o el drago de Gran Canaria.

Una de las soluciones que ha puesto sobre la mesa es fomentar la inversión privada para comprar terrenos para protegerlos.

Quizá el mayor impacto que aprecia en el aumento de la población sobre los ecosistemas es la «tremenda red viaria» que lleva aparejada.

En este punto, ha puesto el acento en la ocupación de suelo de los campos eólicos y fotovoltaicos, tanto los instalados como los previstos, que suman en torno a las 26.000 hectáreas; no obstante, «no consideramos que esto tenga un impacto ambiental, que sea un problema».

Y sin embargo, ha proseguido, «infraestructuras turísticas de 20, 30 hectáreas tienen un enorme revuelo social (...) Se balancea de forma distinta el impacto en el espacio de una forma o de otra«, ha analizado.

José Ramón Arévalo se ha detenido en «la paradoja» de que cuantas más renovables entren en el sistema «más cara será la energía» por el respaldo que necesitan estas fuentes de energía.

También se ha referido a las consecuencias de la prohibición en España de estudios de explotación de recursos mineros y energéticos, como por ejemplo el 'fracking', teniendo en cuenta «las cantidades tremendas» de gas en la zona norte del país que «ayudarían a la sostenibilidad energética».

Noticia relacionada

«No podemos hacer nada si no queremos explotar nuestros recursos naturales. Pero es mejor que los explotemos« en España, donde hay »una sociedad desarrollada« donde »seguramente seremos más cautelosos que otros países sin tantos miramientos con el medio ambiente«.

En otro punto de su intervención en la comisión parlamentaria sobre el reto demográfico ha deslizado que el abandono progresivo de las tierras de cultivo «ha permitido la recuperación de espacios», y ha invitado a analizar si la agricultura en las islas acabará reducida a «un producto gourmet» y si en el futuro va a tener capacidad de mantener la producción.

Como posibles soluciones para minimizar el impacto del crecimiento demográfico y de la actividad turística ha propuesto, en primer lugar, apostar de forma decidida por el transporte público, en especial por el tranvía y los trenes.

Y en segundo lugar, ampliar la oferta de vivienda mejorando las garantías a los propietarios, antes que topar precios, lo cual «no ha funcionado» allá donde se ha puesto en práctica. «Franco lo intentó y no lo consiguió», ha apuntado.

Además, se ha mostrado en contra de la aplicación de una ecotasa en Canarias y ha abogado por menos regulación y más apelación a los empresarios turísticos para que mejoren las condiciones laborales y salariales de sus empleados.

A partir de un apunte del portavoz de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, sobre el hecho de que «a veces nos complicamos en exceso en la norma y fallamos a la hora de responder», Arévalo ha señalado que los estudios de impacto ambiental «han sido fundamentales» y «hacen falta».

Noticia relacionada

Ahora bien, ha afirmado que los complejos turísticos «tienen unos tremendos estudios de impacto ambiental» mientras los de los campos eólicos y fotovoltaicos son «más livianos», lo que no significa que no tengan «el mismo impacto que otras infraestructuras».

El diputado del Vox Nicasio Galván ha agradecido a este catedrático su «enriquecimiento» del discurso del debate sobre el reto demográfico y le ha trasladado palabras de apoyo después de verse envuelto en una polémica tras participar en un debate en internet con un conocido youtuber.

Galván ha puesto el acento en que «el verdadero problema del reto demográfico será cuando decrezca la población mundial« y ha añadido que »a Vox le gusta que haya niños y que haya mucha gente«.

Y sobre las manifestaciones del 20A ha afirmado que muchos de quienes las secundaron fue «por falta de información», y como ejemplo ha puesto «el aquelarre» montado en torno al estudio y extracción de tierras raras en Fuerteventura.

Raúl Acosta, del grupo Mixto, ha indicado que «parece mentira que recientemente hayamos tenido una manifestación en Canarias reclamando muchas cosas» que este catedrático sugiere que «surgen de la imaginación colectiva».

Ha opinado que «la pregunta que nos tenemos que hacer es cómo queremos vivir: si con el estilo de vida actual o el de nuestros abuelos, y en función de ello« analizar qué tipo de uso hacer del medio.

Luis Campos, de Nueva Canarias, ha señalado que su grupo nunca ha cuestionado la mejora que ha traído la industria turística a Canarias, sino que lo que hace es reclamar un cambio de modelo, y que no se puede defender que «todo es fantástico», pues hay «disfunciones, aspectos negativos» que provocaron que el 20A «decenas de miles de personas salieran a la calle».

Juan Manuel García Casañas, del PP, ha rebatido al catedrático de ecología y ha sostenido que la capacidad de carga es un factor determinante a la hora de planificar los recursos.

En lo que sí ha coincidido en que la densidad población varía en función de las islas y los pueblos, y en que Canarias «no está superpoblada».

El diputado del PP también ha sugerido que antes de «atacar al turista que viene a comprar una vivienda», porque «desde luego no lo veo comprando en Ofra, La Cuesta ni en Taco», lo que hay que propiciar es una mayor seguridad jurídica para que los propietarios la pongan en el mercado del alquiler residencial.

Lo mismo que con los problemas de abastecimiento de agua: «perdemos la mitad» del suministro «en los pueblos y nadie lo afronta de forma inmediata, sino que ponemos más desaladoras».

Cree García Casañas que «la gente se manifiesta por un malestar por no saber gestionar y por un exceso de burocracia«.

Diana Lorenzo, del grupo Nacionalista, ha expuesto por su parte que la existencia de recursos naturales favorece el desarrollo de las poblaciones y de la economía, «¿pero hasta que punto?», y ha opinado al mismo tiempo que «la sobreprotección normativa de los espacios naturales ha supuesto un escollo importante para el desarrollo de algunas islas».

Marcos Bergaz, del grupo Socialista, ha compartido como el compareciente su preocupación por la baja tasa de natalidad en Canarias, y sobre las manifestaciones del 20A ha señalado que «debemos tomarnos muy en serio ese mensaje que han trasladado» las personas que participaron en las mismas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios