El líder de la formación, Román Rodríguez, ayer en el Congreso. / C7

NC se engalana con la bandera del canarismo progresista

La formación busca ampliar su base electora, mayor presencia en las islas occidentales y fortalecer su acción en la defensa de los intereses del archipiélago

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El clima que se respiraba en las horas previas al comienzo del V Congreso de NC era totalmente festivo. Los 332 delegados y delegadas que acudieron ayer a la cita –donde aprobaron por unanimidad la gestión de la Ejecutiva saliente, desde el pasado mayo de 2017– intercambiaron en persona muchos de los saludos y abrazos que hasta ahora se habían limitado a hacer a través de la pantalla.

«Lo habíamos pospuesto durante mucho tiempo por el tema de la pandemia, así que llegamos con muchas ganas porque queríamos que fuera así, con toda la gente de las ocho islas», expresaba Luis Campos, coordinador territorial de la formación.

«Este congreso es de consolidación y celebración del trabajo bien hecho», añadía el diputado en la Cámara Baja, Pedro Quevedo, que cree que el partido «va imparablemente hacia arriba».

Su irrupción por primera vez en el Gobierno de Canarias, reconoce, ha sido fundamental para impulsar el proyecto nacionalista en el conjunto del archipiélago y, de hecho, uno de sus principales retos es ampliar presencia en la provincia occidental.

En este sentido, incorporaciones clave a la nueva lista de la Ejecutiva que presentará hoy Román Rodríguez son Daniel Díaz, alcalde Tacoronte, o Carmen Nieves Gaspar, líder del partido en Tenerife.

Ambos, reconocen, trabajarán para implementarse como alternativa en su circunscripción y que la isla pueda tener «las mismas opciones, expectativas y realidades que vemos en Gran Canaria y nos dan tanta envidia», asegura Gaspar, que se pese a su relativamente corto recorrido dentro de la organización se confiesa «canarista de corazón».

Romper con la 'brecha' insularista será un desafío, pero también la de género. Afirma Gaspar que, en general, e n la política hacen falta más mujeres en los lugares de toma de decisión e indicó que NC trabaja en esa línea.

«Los retos son muchos pero esta es una oportunidad de refrescar posicionamientos y renovar nuestro compromiso con Canarias», añadía su vicepresidenta, Carmen Rodríguez. «Creo que ha quedado demostrado que somos pequeños en número pero esenciales para el proceso de avance y de mejora en las islas».

Gobernar, señala la también alcaldesa de Telde, siempre es difícil pero con el contexto de la pandemia o el volcán de La Palma la complicación es mayor. Sin embargo, defiende que uno de los puntos fuertes de la organización es haberse mantenido fiel a sus principios, tanto dentro del Pacto de las Flores como en Madrid.

La organización renueva este sábado los cargos tras aprobar la gestión de la Ejecutiva saliente

«Somos un pacto progresista y, por tanto, la relación es relativamente fácil, pero no dejamos de ser opciones distintas. Somos la única fuerza nacionalista canaria y eso se nota», añade.

Un punto de tensión reciente ha sido el viraje de Pedro Sánchez sobre el histórico posicionamiento de España con respecto a la soberanía marroquí en el Sáhara. Decisión duramente criticada por NC, aunque reconocen que donde se ha «enturbiado» la relación ha sido en el Gobierno central y no en el canario, ya que entienden que el presidente Ángel Víctor Torres no hará suya la postura.

« Se ha roto la confianza y eso hará que seamos más exigentes en la defensa de nuestros asuntos», señala Luis Campos.

Coincide Carmelo Ramírez, secretario de organización, que Sánchez ha creado «un conflicto muy serio» a apenas 100 km de las islas. «Sin duda nos afecta y es un motivo más por el que debemos alzar la voz como hemos hecho».

El sentimiento generalizado de los miembros de NC es que en el territorio peninsular poco se comprenden las peculiaridades del archipiélago. De ahí que el «canarismo» cobre importancia y, como ejemplo, señalan a Quevedo.

« Si no hablamos nosotros en el Congreso no lo hará nadie», sentencia el diputado. «No creo que hayamos dicho tonterías y, modestamente, creo que hemos conseguido cosas relevantes como el desbloqueo del REF, pero la pelea es todas las semanas».