El PSOE termina de barrer a CC

25/07/2019

Los socialistas reconquistan el Cabildo de Tenerife a través de una moción de censura y superan la intentona de los nacionalistas para bloquear ser expulsados del Gobierno insular. Coalición Canaria no descarta llegar hasta los tribunales después de que resultara fallida su denuncia sobre uno de los consejeros de Podemos que firmó la censura.

Pedro Martín es ya el nuevo presidente del Cabildo de Tenerife gracias a que el Partido Socialista Canario (PSC), que él mismo dirige en la isla, Podemos y Ciudadanos (Cs) hicieron prosperar a trompicones la moción de censura contra su antecesor, el nacionalista Carlos Alonso.

Los partidos censurantes habían tomado todo tipo de medidas para asegurar que su pacto saldría adelante sin imprevistos. Sin embargo, nada más comenzar el pleno, el portavoz de Coalición Canaria (CC), Alberto Bernabé, advirtió sobre la «incompatibilidad» de uno de los consejeros firmantes de la censura, por lo que «no se cuenta con el número mínimo exigido» para debatirla con lo que «solicitamos la no celebración del pleno».

A la presidenta accidental -dirigía la Mesa de Edad- y consejera de CC, Juana María Reyes, no le quedó más remedio que dar la palabra al secretario del pleno, Jesús Hernández. «No concurre aquí ningún impedimento para celebrar el pleno», aseveró y alude a una resolución de la Junta Electoral Central de 1994 para sostener que el consejero referido mantiene la plenitud de sus derechos.

A la presidenta no le convence lo que acaba de escuchar y fuerza la suspensión del pleno pidiéndole un «informe por escrito» al secretario en el que «tome en cuenta el informe» en el que se basa CC para instar a detener la sesión plenaria.

Hernández asegura que no hace falta un documento escrito y, ante el empecinamiento de Reyes, el PSC le previene de ser denunciada por «prevaricación» y «vulneración de derechos fundamentales».

«¡Alberto, esto es un auténtico disparate. Vamos a meter un poco de cordura a esto!» le espeta el consejero socialista Miguel Ángel Pérez al portavoz de CC. Pero los nacionalistas no reculan, respaldados además por los consejeros del Partido Popular.

La presidenta decide hacer un receso que al final dura unas dos horas. «Aclaradas las dudas -declara circunspecto el secretario al reanudarse la sesión-, continuamos con el pleno».

Tras las intervenciones del candidato, el presidente censurado y la de los grupos, los 16 votos del PSC, Podemos y Cs -estos últimos suspendidos cautelarmente de militancia- terminaron de barrer ayer a CC de los centros de poder en Canarias.

  • 1

    ¿PSOE y Podemos deben llegar a un acuerdo de última hora que evite el adelanto de las elecciones generales?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados