El PSOE reniega de los pactos en cascada

El PSOE de Canarias que saldrá de su próximo Congreso reniega de los pactos en cascada que ha firmado en varias legislaturas con CC, pero además podría ser reacio a repetir su alianza electoral con NC, en caso de que ganen las primarias Patricia Hernández o Juan Fernando López Aguilar.

EFE / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Los tres candidatos a secretario general de los socialistas canarios, Ángel Víctor Torres, Patricia Hernández y Juan Fernando López Aguilar, ha confrontado esta mañana sus propuestas para el partido en un debate de una hora de duración celebrado en el hotel escuela de Tenerife, bajo organización del propio PSOE.

Los tres aspirantes a liderar el PSOE a partir de este domingo han coincidido en llamar a los militantes a que les ayuden a recuperar un partido al que ven dividido, a convencer de nuevo a votantes de izquierda que desde hace tiempo se han decantado por otras opciones políticas y, sobre todo, a ganar las elecciones.

Torres, Hernández y López Aguilar ha coincido en criticar el trato que su partido ha recibido de CC cada vez que han sido socios e, incluso, han censurado que el PSOE haya tomado medidas disciplinarias contra dirigentes locales de su propio partido porque los nacionalistas se sentían incómodos con su comportamiento.

«Eso no puede volver a pasar. Que no vuelva a ocurrir que ATI señala y el PSOE dispara a su militantes», ha sentenciado el eurodiputado, en una afirmación que han compartido, con matices, Torres y Hernández, que no están dispuestos a que su partido «no defienda» a sus propios cargos, ni a dictar castigos internos por alianzas con CC que luego le pasan factura en islas y municipios.

Pero, además, la exvicepresidenta y el eurodiputado han puesto en cuestión las alianzas preelectorales suscritas con NC, partido con el que Torres gobierna en el Cabildo de Gran Canaria.

«No quiero volver a ver militantes cortando la etiqueta de Nueva Canarias cuando no vamos solos en las listas», ha dicho Hernández, a lo que López Aguilar ha apostillado que respeta la labor del diputado Pedro Quevedo, pero no quiere «cuñas externas» en las candidaturas.

El debate, de una hora de duración y moderado por la periodista de la Agencia EFE Saro Prieto, ha invitado a los candidatos a confrontar sus propuestas para el partido y a intercambiar opiniones sobre cómo ven la situación política y social de Canarias.

En candidato que más avales ha recibido para comparecer en las primarias, Ángel Víctor Torres, ha apelado reiteradamente a su pasado municipal (fue alcalde de Arucas, Gran Canaria) para defender su idea que el PSOE de Canarias debe construir su futuro «desde abajo», de las administraciones locales, donde ve «su fortaleza».

El vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria se ha comprometido, si gana, a recuperar el contacto con el militante, retomando costumbres del PSOE canario como la de celebrar sus ejecutivas, por turnos, en las distintas islas, para que sus dirigentes estén al día de las inquietudes del partido en cada una de ellas.

Por su parte, Patricia Hernández ha subrayado que quiere un PSOE capaz de escuchar a la gente, de atender sus problemas y de ofrecer soluciones, pero también «enfrentado a los de siempre».

«Coalición Canaria cruza los dedos para que yo no gane las primarias de este domingo», ha manifestado.

López Aguilar ha destacado que su candidatura se ha construido, a diferencia de sus rivales, sin apoyo de ningún cargo orgánico, autonómico o insular, y ha remarcado su posición respecto a CC (»ATI», en su terminología), a cuyos intereses considera que el PSOE no puede volver a subordinarse en Canarias.

Pero también ha puesto en duda que el PSOE pueda llamar «gobiernos de cambio» a alianzas en ayuntamientos o cabildos que no preside y en las que «es el tercer o cuarto partido».

El eurodiputado también ha denunciado que su partido no ha tenido una posición clara y conocida respecto a debates importantes abiertos en las islas, como la reforma electoral o la Ley del Suelo.

Patricia Hernández ha discrepado de su compañero, porque considera que el partido sí tiene una posición sobre esos asuntos, aunque admite que posiblemente debió expresarse «más alto».

Sobre este asunto, Ángel Víctor Torres ha abogado por contar con normas e instituciones de control que garanticen el respecto al territorio, pero también ha señalado la necesidad de agilizar los procedimientos, porque por su pasado como alcalde sabe lo que puede tardar cualquier modificación en las normas de planeamiento.