El Gobierno se equivoca y pide ahora recuperar el Jueves Santo

Los empleados públicos de la administración regional podrán disfrutar el jueves santo como festivo, pero tendrán que recuperar las horas no trabajadas. El motivo es un error en el cómputo de los días de fiesta a nivel autonómico establecidos a mediados de 2017 por parte de la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales.

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

Un error del Gobierno de Canarias obligará a los empleados públicos autonómicos a recuperar la jornada laboral del Jueves Santo. Este día es festivo en la Comunidad porque así se publicó en el Boletín Oficial del pasado 12 de junio, pero la Consejería de Empleo no tuvo en cuenta el cómputo de festivos nacionales y obliga ahora a los trabajadores deben devolver esas horas, según la administración.

Esta circunstancia ha generado un gran revuelo entre los empleados públicos, que se niegan a recuperar la jornada. Algunos han considerado la posibilidad de acudir a su centro de trabajo -que estará cerrado- con un notario que dé fe de que ellos se presentaron en su puesto pero no pudieron acceder al mismo.

A mediados de junio de 2017, el BOC publicó un decreto con los días inhábiles a efectos laborales en la Comunidad Autónoma «de carácter retribuido y no recuperable». Y en el mismo constaban, además de todos los domingos del año, once festivos, entre los que figuraba el jueves santo y se omitía el 8 de diciembre, día de la Concepción, que está contemplado a nivel nacional como «no sustituible».

Para solventar esta situación, la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales, que dirige Cristina Valido, ha propuesto recuperar la jornada del jueves. De momento, los sindicatos han mantenido diversas reuniones con la administración sin que hasta el momento se haya logrado alcanzar ningún acuerdo. El próximo uno de marzo vuelven a sentarse con Función Pública para buscar una salida.

De momento, la propuesta lanzada desde la administración regional consiste en recuperar toda la jornada en un plazo de seis meses posteriores al jueves santo y en tiempos de treinta minutos. En los encuentros que se están manteniendo, el Gobierno se muestra «abierto a nuevas propuestas» pero, según explica el dirigente del CSIF, Manuel Collado, «hasta ahora no han aceptado ninguna de las iniciativas presentadas por parte de los empleados públicos».

Los representantes sindicales continúan negociando con Función Pública y proponiendo alternativas para alcanzar un acuerdo que evite que los trabajadores tengan que recuperar el jueves santo. Según explica el dirigente del CSIF, Manuel Collado, la figura del «festivo recuperable al que apela la Dirección General de Función Pública no tiene cabida en la legislación laboral». En este sentido, señala que, si algún empleado público decide no trabajar ese día y le descuentan el salario, el sindicato ofrece sus servicios jurídicos para presentar una reclamación en los juzgados «y estamos convencidos de que lo ganamos». De momento, Collado indica que la propuesta de que el jueves santo sea considerado «día graciable» ha caído en saco roto porque «entonces no se cumple el cómputo de horas anuales que debemos cubrir». Insiste en que los trabajadores «no debemos pagar un error que ha cometido la administración».

Propuestas sindicales.

Que se compense con los días festivos que caen en sábado, se reste de asuntos propios o se pueda hacer teletrabajo. Son algunas de las propuestas que los sindicatos han presentado a la administración sin que, de momento, hayan sido aceptadas. Destaca el CSIF que «ninguna empresa ni otra administración ha planteado esta posibilidad».