El ayuntamiento irá hasta el final en el caso del concierto de Juan Luis Guerra

01/11/2019

Santa Cruz de Tenerife pagó 427.837 euros por el concierto, una cuantía que no coincide con el coste establecido en el pliego.

«Nosotros no nos sentimos atados para investigar cualquier asunto, aunque tenga que ver con la Cadena SER. Vamos a hacer todo lo que proceda con este expediente. No vamos a mirar hacia otro lado. Vamos a actuar”, afirma el segundo teniente de alcalde de Santa Cruz, José Ángel Martín.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, según adelantó Diario de Avisos y Canarias Ahora, pagó la mitad del precio del concierto conjunto de Juan Luis Guerra y Orishas en la última edición del Carnaval, con un desembolso de 501.194 euros, el 14 de febrero de 2019, el mismo día en el que la concejala de Fiestas Gladis de León (Coalición Canaria) firmaba el contrato con el intermediario de los artistas, Alfredo Moré Silva, durante una mañana frenética en la que se tramitó casi todo el expediente.

Ese abono de 250.597 euros correspondiente al primer pago fraccionado, cuyo importe líquido fue de 215.301 euros, se llevó a cabo el último día de tramitación administrativa, a pesar de que en el pliego de cláusulas se establecía que el desembolso del dinero se tenía que realizar «a la presentación de factura» por los vuelos internacionales, seguros de viaje, visados, alojamientos y otros gastos relacionados con la dieta de los contantes.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife pagó 501.194 euros por las actuaciones de Juan Luis Guerra y Orishas en la última edición del Carnaval chicharrero, cuando el área de Fiestas estaba en manos de Coalición Canaria y faltaban tan solo 76 días para las elecciones locales. El procedimiento de contratación se gestionó mediante la fórmula de un negociado sin publicidad por la vía de urgencia entre el 6 y el 14 de febrero de 2019. El precio que se abonó por las dos horas que estuvo en el escenario el afamado cantante de merengue dominicano fue de 427.837 euros, una cuantía que no coincide con el coste establecido en el pliego de prescripciones técnicas que obra en el expediente: 339.021 euros. El concierto se celebró con entrada libre en pleno corazón de la ciudad y ante la presencia de 400.000 personas, según fuentes oficiales.

La velocidad con la que se tramitó el procedimiento y la cantidad de actos que se realizaron el 14 de febrero son una muestra más de las sospechas que envuelven a la contratación, después de conocerse la existencia de dos pliegos de prescripciones técnicas con precios contradictorios. El que obra en el expediente, y por tanto el oficial, arroja un coste 90.000 euros inferior al medio millón de euros que se pagó por ambos conciertos.

El segundo teniente de alcalde y concejal de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, José Ángel Martín, declaró ayer a El Espejo Canario que el ayuntamiento llegará hasta el final para aclarar lo que sucedió. «De todo este lío se deduce que el Ayuntamiento y CC hicieron una auténtica chapuza de expediente, y tendrán que justificar por qué hay un incremento dentro del mismo de 90.000 euros entre el momento del inicio y el final, sin justificación ninguna». A continuación, resalta que «lo grave es que se le paga a una persona que no tiene ningún poder de representación y, además, hay un buen montón de incógnitas por resolver dentro del expediente; ahí están las claves de esta cuestión».