Imagen de la declaración. / C7

Así fue la declaración de Samuel Machín ante el fiscal

CANARIAS7 ofrece los extractos más interesantes de la comparecencia ante el fiscal Anticorrupción del intermediario

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

CANARIAS7 ofrece un extracto de los momentos más destacados de la comparecencia del intermediario y comisionista, Samuel Machín, ante el fiscal Anticorrupción, Javier Ródenas. Compareció en calidad de investigado, aunque posteriormente planteó ninguna acción penal en su contra cuando interpuso la querella.

En esta comparecencia, Machín admitió que la renegociación del contrato tras el primer incumplimiento la gestionó personalmente con Conrado Domínguez, director del SCS, con el que mantuvo un contacto diario durante la tramitación fallida del acuerdo por los cuatro millones de euros.

«¿Por qué no movernos para intentar alguna operación grande?»

Vídeo.

- Javier Ródenas: Situándonos en mayo de 2020, ¿cómo llega a usted el conocimiento de que el SCS necesita un epi que son las mascarillas FFP3? ¿Cuál es la primera noticia, de quién y cómo se gesta?

Samuel Machín: La tengo por parte de un amigo Osvaldo Lastras, él es licenciado en Educación Física, tenemos mucho tiempo de amistad y trabajando juntos ya que lo dos llevamos en común productos y complementos alimenticios con Herbalife.

A raíz de eso se crea una amistad, en cierto modo, y con el paso del tiempo intentamos buscar -ya que vamos ahciendo contactos a lo largo del camino- pues por qué no movernos para intentar hacer alguna operación grande. Alguna inyección de dinero para estabilizar la vida. Chico, yo por ejemplo tengo un hijo de 16 años y hay cosas que pagar, viene la universidad y demás. Pues por medio de Osvaldo me comenta que Conrado Domínguez contactó con él. Ellos se conocían, según me comenta, porque de jóvenes jugaban los dos al balonmano. En ese momento Conrado no era director del SCS, sino lo que tenía entendido es que estaba ayudando al plan de emergencia y toda esta historia por el Covid.

- Estaba en el Comité de expertos sanitarios.

Correcto, estaba en el comité de expertos.

- Es decir, que es Osvaldo...

Sí, quien contacta conmigo. Es Conrado el que contacta con Osvaldo, tengo entendido, y Osvaldo contactó conmigo. Como siempre habíamos intentado mover cosas grandes y nunca nos había salido una operación y para una que me sale mira lo que me pasa... pero el tema fue ese, me contactó él y me dijo «Samu, tengo una oportunidad».

- ¿Y cuál es la oportunidad?

No recuerdo, porque creo que lo primero que tocamos fue para unas batas específicas del SCS y a raíz de eso, ya empezamos con el tema de las mascarillas porque Conrado se lo solicitó también. Entonces, como Rayco empezó a mover las batas, si mal no recuerdo también encadenamos el tema de las mascarillas que también nos lo solicitaron. No obstante, todo esto está en conversaciones de teléfono y lo tienen a su disposición sin problema alguno.

- Osvaldo no tiene ningún tipo de empresa dedicada...

No no, él es entrenador personal como yo. Es licenciado en Educación Física y tiene un centro deportivo en Patalavaca.

- Entonces, ¿no es agente exclusivo de ninguna marca ni nada?

No no, nosotros somos simples intermediarios.

- Entonces, ¿por qué se dirige Conrado Domínguez, según usted, a una persona que no tiene capacidad para hacer este negocio? La información que le da Osvaldo a usted es que el SCS necesita la adquisición de este producto en concreto...

Sí, por medio de Conrado. Como usted comprenderá, uno ve una oportunidad de hacer una buena operación no solo por dinero, sino por sentirse bien...

- ¿Pero cómo sabía usted qué oportunidad de negocio había? ¿Le habían dado ya cifras?

No no, me refiero a que teníamos la oportunidad de intentar hacer esta operación. Si salía bien, y si no, tambien. Muchas otras operaciones las intentamos y no salían.

- Pero le dicen en concreto cuánta cantidad de producto....

Para esto, concretamente, solicitaban un millón de mascarillas de la marca 3M N95 1860, por lo que entendí, que no soy experto, solo intermediario entre comprador y vendedor.

«Empezamos a hablar un poco antes, por lo de las batas»

Vídeo.

- ¿Llegó a hablar con Conrado Domínguez?

Sí, bastante, y con Ana de Recursos Económicos.

- A Osvaldo le da a usted esa noticia de que Conrado Domínguez necesita mascarillas de la marca 3M. ¿Es correcto?

Correcto. Empezamos a hablar un poco antes, el 3 de mayo, por lo de las batas... Me reenviaba mensajes Osvaldo que se supone le enviaba Conrado.

- ¿Y el 5 de mayo?

Le pregunto si localizó a Conrado porque ya habíamos hablado de que le diese mi contacto, el de Rayco incluso. Como no podíamos estar viéndonos mucho por sus reuniones y demás, vamos a tener una llamada a tres para hablar Rayco, Conrado y yo. Me pasó el contacto de Conrado y creé una llamada a tres por WhatsApp con Conrado, Rayco y yo después de haber hablado con Rayco si tenía la posibilidad de conseguir esto ya que era un empresario fuerte. Ahí se empezó a caminar.

- En esa llamada a tres, ¿recuerda el contenido?

Hombre, es una llamada de hace dos años pero prácticamente era tener una primera toma de contacto y conocernos. Hola Rayco, Conrado, Conrado, Rayco. Todos se conocen y este es el tema y ya entraríamos en conversaciones.

- ¿En esa primera llamada Rayco manifestó que tenía oportunidad de...?

No lo recuerdo muy bien.

- ¿Se habló del precio?

No, el precio fue un poco más adelante cuando me dijo Rayco que eran a cuatro euros la mascarilla y yo le dije a Conrado pues cuatro euros la mascarilla. Me dijo sí, puse en contacto a una persona con la otra. Hablé con Rayco, acordamos esto nosotros, cuánto íbamos a ganar y él me dijo que 50.000 cada uno. 50.000 tú, 50.000 Lucas. Como usted comprenderá ese dinero para estabilizar mi vida y la de mi hijo me venía de maravilla y lo siguiente fue, como no entiendo de sanidad ni tengo conocimiento, pero me siento responsable de esto y aquí estoy aquí para trabajar. Díganme que hago.

«Conrado me llamó y me dijo que ya estaba la mitad del dinero ingresado»

Vídeo.

- ¿A usted Rayco le dice que iba a ganar 50.000 euros?

Me dijo que eran cuatro millones, teníamos 15 céntimos por mascarilla de beneficio, cinco para mí, Lucas y Rayco. No rechisté, me parecía de risa pero era verdad que en ese momento los precios de las mascarillas estaban súper elevados y esto es lo que hay. Empezamos a trabajar y llegó un momento cuando ya estaba el primer ingreso de los dos millones, entre agosto y octubre, Conrado me llamó y me dijo que ya estaba la mitad del dinero ingresado. Rayco me mandaba pruebas de vida como se llama con el móvil diciéndome que la mercancía ya estaba ahí y yo se las enviaba a Conrado. En ese espacio de tiempo, Conrado me dijo que le estaban presionando porque teníamos dos millones y me pidió si le podíamos suministrar la mitad de la mercancía y cuando llegara toda me daría la otra mitad. Yo le respondí «míster, por supuesto», dentro de mi desconocimiento, pero mi lógica me llego a pensar que si tenías dos millones apalabrados, chico, dale 500.000 mascarillas y cuando llegue lo otro, dale las otras 500.000. ¿Cuál es el problema? Se lo dije a Rayco, y me respondió que «no, no, que va, eso no se puede hacer». Me respondió «Samuel, tu comisión son 50.000, yo no puedo estar con esto porque tengo mi cabeza liada con otros negocios, soluciona esto con Conrado y si lo haces, te doy 50.000 más». Como usted comprenderá, no le voy a decir que no aunque mi cabeza me decía «chico, al principio decías que solo había ese dinero...». Me dediqué a trabajar para buscar una solución y que la mercancía llegara al Servicio Canario de Salud. Como comprenderá no le iba a decir que no a ese dinero porque le iba a dar una buena calidad de vida de mi hijo e incluso estabilizar mi vida y mi negocio y demás. Llame luego a Conrado y le dije que lo había intentado, que me diera tiempo por favor porque Rayco me decía que no podían, porque tenía que ingresar todo el dinero ya que esto lo estaban haciendo desde 3M porque era para el SCS y no para cualquier empresa. Solucioné esa papeleta diciéndole a Conrado, chico no puedo y luego ya llegaron los otros dos millones y se empezó a caminar con todo.

- ¿Sabe usted qué información suministra Rayco para que el SCS confíe en él como la persona que va a conseguir ese millón de mascarillas?

No puedo concretárselo. Me dijo que tenía un contacto directo con 3M y que podía conseguir las mascarillas, o proveedores y demás.

Usted ha manifestado que Conrado le presionaba para que trajeran la mercancía...

Cuando Rayco no tenía el dinero, la presión era de Rayco hacia mí para que lo ingresaran. Cuando ya tuvo el dinero, la presión fue de Conrado hacia mí, lógicamente y no digo nada malo de él porque actuó conmigo perfectamente en todo momento al igual que Ana la directora de Recursos económicos, que fueron dos personas que estuvieron ahí trabajando a capa y espada conmigo. No me dediqué a mirar si Rayco era una persona que tenía o no autorización, era solo un intermediario.

«Puede ser probable que en algún momento habláramos de Lucas»

Vídeo.

- ¿Le dijo al SCS que había unos proveedores que eran Lucas Cruz e Ihsan Mahmhoud?

Tendría que mirar pero imagino que con el paso del tiempo alguna documentación con el nombre de ellos le habría mandado.

- ¿Recuerda qué garantía exigió el SCS a Rayco antes de darle el dinero?

Conrado me dijo en su momento que le dijera a Rayco que necesitaba los datos de una empresa... Me pedía una documentación para dar a entender que la empresa tuviera más de tres años de antigüedad para hacer esta operación.

- La operación tiene unos riesgos, ¿usted sabe si el SCS trató sobre eso con Rayco antes de hacer el desembolso?

¿Garantías? Si lo hablaron, fue con Rayco directamente.

- ¿Rayco diseñó con usted la operación con anterioridad al pago diciéndole que había contactado con Lucas Cruz e Ihsan Mahmhoud porque conocían a alguien de 3M?

Puede ser probable que en algún momento habláramos de Lucas, de Ihsan no lo recuerdo tanto, pero de Lucas sí.

- ¿Rayco le hizo ver que esa operación era segura?

No, lo cierto es que después, con el paso del tiempo cuando me envió el contrato de comisión, que ponga que el comisionista va a recibir el dinero una vez culmine la operación y llegue la mercancía a buen puerto al SCS... Chico, no sé, nunca he cerrado una operación, pero...

«Como usted comprenderá, vi 83.000 euros y lo firmé»

Vídeo.

- Del 5 al 24 de mayo, ¿qué conversaciones mantuvo con Conrado?

El 5 de mayo hablé para darle mi correo y de Rayco. Pasé a Conrado el contacto de Rayco y el contrato con las condiciones.

- ¿Usted estaba autorizado para escribir a Ana en nombre de Rayco?

Sí, claro, no estaba firmado, pero estaba metido en la operación.

- ¿Desde agosto hasta octubre sabía ya el SCS que estaban en la operación Lucas Cruz e Ihsan Mahmhoud Mohamed Al Sabbagh?

Sí claro, lo sabíamos todos. De hecho, al día siguiente de hacer el primer ingreso, quedamos en un sitio para que yo conociera a Lucas en un local por el parque Santa Catalina. Quedamos Rayco, Lucas Cruz y yo. Ahí empecé a tener un poco de trato con Lucas. Fue una toma de contacto, no se habló nada de lo que se fuera a hacer.

- ¿Rayco le prometió 50.000 euros también a Lucas Cruz?

Eso fue lo que me dijo en su momento, si lo hizo o no... Viendo las cuentas y que me cambió el contrato...

- ¿Rayco firmó con usted un contrato?

El 10 de noviembre de 2020, lo teníamos apalabrado y le mandó Pablo Carranza, su asesor, un contrato redactado a mi asesor. Vi la cantidad de 83.437,50 euros y le dije que no me cuadraba, que me había dicho 100.000... Me dijo que me callara la boca y lo firmara y como usted comprenderá, vi 83.000 euros y lo firmé. Esto le llega a mi asesor el 10 de noviembre y al día siguiente se lo envía al correo de Rayco. En abril de 2021 deja de tener contacto conmigo y yo le dije a mi asesor si le había firmado Rayco el contrato y le dije que estaba sin firmar y ni me contestó.

- ¿El SCS sabía que usted iba a percibir ese dinero?

No, para nada, era un contrato que yo tenía con RR7 United. No tenía que llegar a ningún trato con el SCS, solo con RR7 United.

«Trabajamos un año para no recibir prácticamente nada de lo pactado»

Vídeo.

- Cuando llegan las mascarillas hubo que destruirlas y hubo una modificación del objeto del contrato.

Yo fui la persona encargada de cerrar eso. (Le muestra un correo). Me suena que es uno que me envió Ana a mí cuando iban a empezar con la denuncia porque no había llegado la mercancía. Creo que ahí Rayco ya no tenía contacto conmigo porque dejó de responderme el 17 de abril de 2021. Me llegó un correo de Ana y trataba directamente con Lucas que creamos una buena amistad. Lucas también imagino que se sintió estafado, trabajamos un año para no recibir prácticamente nada de lo pactado. Le dije a Lucas que estaban requiriéndonos esto y había que buscar una solución. Aquí empezamos a buscar una salida y fue cuando se trató las mascarillas Honeywell. Lucas me había contado: «Samu, creo que podemos tener una salida» porque decía que el suelo donde está la fábrica de Honeywell en Londres pertenecía a familiares de Ihsan... Había la posibilidad de tratar con Honeywell y en vez de un millón, le dije la posibilidad de traer más porque no era 3M, que hubiera un poco de equilibrio y traerles más porque, ¿cuánto cuestan las Honeywell? Pues un euro con veinte... Si tenemos la ventaja de que Ihsan podía echarnos un cable, ahí es cuando empezamos a hablar del cambio.

- ¿Y ustedes hablaban con Conrado?

Sí, una vez Lucas e Ihsan estuvieran ok, hablé con Conrado. Le dije que queríamos solucionar esto y que existía la posibilidad de -Lucas, Ihsan y yo porque Rayco no aparece- de aprovechar y darte 1,2 millones de mascarillas Honeywell. Me respondió que vale, por supuesto vamos a tirar para adelante porque quiero solucionar todo esto. Yo le dije que también, que quería solucionarlo por él, por Ana, por Lucas y por mí. Rayco dejó de interesarme porque dejó de responderme las llamadas. Conrado me lo aceptó.

- Después de esa conversación con Conrado Domínguez está su resolución con la modificación del objeto del contrato y le dan siete días para traer ese 1,2 millones de mascarillas...

Correcto. Si mal no recuerdo nos daban siete días.

- ¿Y qué pasó?

Pues eso estaba en manos de Lucas. Recuerdo que nos pegamos bastante tiempo con ello, la mercancía estaba ya a la espera de la salida porque Ihsan y Lucas lo habían hecho. No recuerdo qué documento debía firmar Rayco, o eso entendí, para que la mercancía saliera. Tardaron tiempo en localizarle y ya después de ahí no he sabido más.

«Yo llego a saber que esto es así... y me encargo de todo para sacar la operación»

Vídeo.

- ¿Si hacía todo el trabajo, por qué tuvo que recurrir a Rayco y no hacía el trabajo directamente?

Yo no tenía una empresa que tuviera la documentación y datos que me pedía Conrado. Que le digo una cosa también, yo llego a saber que esto es así, me encargo de todo para sacar la operación. Por esa regla de tres, tengo un hermano y amigos íntimos que tienen una empresa y lo que veo es que él se agarró de mi desconocimiento.

- Viendo usted lo poco que se le exigió a Rayco para sacar el contrato, ¿lo podría hacer cualquiera?

Lo que pienso a día de hoy es que, chico, si esto es así como iba, lo podría haber hecho yo o contar con alguien cercano. El problema era como localizaba yo a un proveedor de 3M que yo nunca o he hecho y no era tarea fácil.

- ¿Eso fue lo que dijo Rayco que podía conseguir, que tenía un proveedor?

Sí, es que si no, no tirábamos para adelante. De hecho tengo pruebas de vida, como ellos decían que le llamaban, que son vídeos de la mercancía en no sé qué sitio grabando las cajas de 3M. Incluso se los pasé a Conrado. Yo era igual que Lucas, un intermediario, tú dame la información y yo se la mando.

- Cuando se produce la llamada a tres, consiste solo en presentarlos, pero, ¿se presenta Rayco diciendo cual es su actividad y que tiene contactos?

Es que no lo recuerdo si fue ahí o más adelante. Ahí se cerró todo y estoy casi seguro que fue así. Deduzco que se empezó a caminar con todo y que dijo que tenía el contacto con 3M.

- Rayco le dijo que podía conseguir las mascarillas. ¿Usted le cree?

Sí, claro. ¿Convencido? Si queremos garantías lo mejor es comprar un producto que nos la aporte, pero yo confiaba. Confié en él desde el minuto uno que me dijo, sí. En una operación de estas características, si no confías en la personas con quien vas a trabajar, la llevas clara. Deposité toda mi confianza y mi trabajo.