Borrar
El eurodiputado del Partido Popular y candidato a las elecciones europeas del próximo 9 de junio, Gabriel Mato. Arcadio Suárez
Gabriel Mato. Candidato del Partido Popular a las elecciones europeas

«Culpabilizar al turismo de todos los problemas de Canarias no es la solución»

El eurodiputado centra su hoja de ruta en la conectividad, el estatus de las RUP y en la aplicación del Pacto de Migración y Asilo

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 4 de junio 2024, 23:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El eurodiputado del Partido Popular y candidato a las elecciones europeas, Gabriel Mato, marca como objetivo en la política europea que se contemplen las características del archipiélago.

¿Le preocupa que la tensión de la política nacional impida una campaña centrada en las propuestas a Europa?

–Evidentemente la situación de España es tremendamente preocupante, más aún tras la aprobación de la ley de amnistía, una ley infame hecha por los propios delincuentes que se van a beneficiar de ella y auspiciada por Pedro Sánchez a cambio de siete votos que le permitan seguir en el poder. Creo que esta campaña electoral es una magnífica ocasión para decir basta a Sánchez, para cambiar el rumbo de la política del país por una que mire más a Europa y también más a Canarias. Las prioridades del Partido Socialista y de sus socios, incluido el PNV, ahora socio de CC, no han sido en modo alguno las prioridades de los canarios.

¿Qué se juega Canarias en estas elecciones?

–Todo. Nos jugamos el futuro en un momento extremadamente complejo para la Unión Europea. Cometeríamos un grave error si damos por sentado nada de lo conseguido hasta el momento. La política europea significa estar constantemente dialogando y negociando para que las leyes y reglamentos que se debaten en la Eurocámara contemplen, si es necesario, excepciones que respeten nuestra condición de ultraperiferia. Tenemos que conseguir que se incrementen los fondos del POSEI, que se ha demostrado que son absolutamente insuficientes. Tenemos que hablar de conectividad, del estatus de las RUP y seguir muy de cerca el desarrollo del Pacto de Migración Asilo. Tenemos que luchar para compatibilizar las normas medioambientales con el sector primario. Hay mucho trabajo para los próximos cinco años.

¿Ve posible que la UE permita una excepción para limitar la compra de viviendas por extranjeros?

–Tiene muy difícil encaje porque el artículo 63 del Tratado de la Unión Europea prohibe cualquier restricción a la circulación de capitales y pagos entre los Estados miembros. Tendrá que ser el Tribunal de Justicia europeo quien haga un pronunciamiento oficial. Sí quiero decir que no tiene ningún sentido que candidatos que no van a tener representación en la Eurocámara, y cuyos votos van a ir a intentar garantizar un único escaño de una candidata del País Vasco, hagan un anuncio de este tipo buscando un titular. Se genera un debate falso, sin demasiado recorrido porque, siendo un asunto importante, hay que analizarlo con tranquilidad y sosiego y no con propuestas hechas en un momento de campaña electoral.

En Canarias se ha abierto el debate sobre el reto demográfico. ¿Qué implicación cree que debe tener la UE en este asunto?

–Es evidente que nuestro territorio es limitado y que dentro de esas limitaciones y singularidades debemos hacer lo posible desde nuestra posición como eurodiputados para que la legislación general contemple excepciones. Es cierto que en los últimos 25 años la población de Canarias ha aumentado en casi un millón de personas y que eso ha generado tensiones en las infraestructuras, la vivienda o los servicios públicos, pero culpabilizar al turismo, que es el motor económico de las islas, no parece ser la mejor solución. El verdadero reto al que nos enfrentamos es el equilibrio entre un sector turístico competitivo, que continúe generando empleo, y el análisis de las políticas públicas de vivienda, entre otras. Considero que lo más importante en este momento es que se estudie desde el sosiego y el consenso cualquier decisión que vaya a tomarse y que pueda afectar al turismo. En materia de vivienda, es absolutamente necesaria una legislación que proteja al propietario y al arrendatario, no como ocurre en estos momentos en los que se demoniza a los tenedores de vivienda, algo que impide que se pongan en el mercado muchas viviendas. Solo en Canarias existen más de 200.000 inmuebles vacíos.

¿Cómo ve la propuesta de crear centros para migrantes en terceros países? ¿Es una solución o una vuelta de tuerca a la presión sobre los migrantes?

–Creo que la base de la política migratoria europea debe ser actuar en los países de origen, evitando así que centenares de miles de personas tomen una decisión que muy probablemente le cueste la vida. Ese, junto a la lucha contra las mafias que mercantilizan con estas personas, es el inicio de cualquier otra medida en materia migratoria que pretenda ser eficaz.

¿La ultraderecha sube según las encuestas. ¿Es un peligro real en la UE?

–Los extremismos lo son. Tanto la extrema derecha como la extrema izquierda, porque, además, aunque parece que no quieren verlo, tienen más similitudes entre ellas que diferencias. Un ejemplo: ambas corrientes ideológicas votaron en contra del Pacto de Migración y Asilo, un pacto que es bastante equilibrado y de cuyo desarrollo estaremos vigilantes para que el Gobierno español no vuelva a dejar sola a Canarias. Además, el PNV se abstuvo. Logramos aprobar este pacto tras muchos años y viene a garantizar los derechos de las personas migrantes y a proteger nuestras fronteras desde el principio de solidaridad.

Dos años de guerra en Europa. ¿Qué salida ve?

–Me gustaría poder decir lo contrario, pero la realidad es que esta guerra tan terrible, como todas las guerras, no tiene una salida sencilla. Está claro que la agresión rusa va a marcar el futuro de la UE en muchos ámbitos. Si podemos sacar algo positivo de estos dos últimos años, debe ser la capacidad que ha demostrado tener la Unión para responder de forma unánime y solidaria, y con firmeza, tal y como demuestran las sanciones impuestas a Rusia. Cuando termine esta situación, Europa debe hacer lo posible por salir más fuerte. Me refiero a una ampliación de la Unión y a la defensa de la democracia como prioridad absoluta dentro de la estrategia geopolítica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios