CC mantiene que su rechazo a la investidura «no es negociable»

08/07/2019

La formación nacionalista llega a la segunda ronda de contactos con el PSOE en una posición cerrada contra cualquier acuerdo con Unidas Podemos y decidirá qué estrategia seguir en la legislatura «al día siguiente» de que se forme el nuevo Gobierno. No espera ninguna oferta de Sánchez.

CC no tiene intención de flexibilizar su rechazo a que Sánchez sea investido presidente del Gobierno gracias a una coalición o a un acuerdo programático con Unidas Podemos y así se lo va a exponer a sus interlocutores socialistas en la segunda ronda de contactos que el PSOE tiene previsto mantener esta semana con los grupos parlamentarios.

Despejadas las dudas que generó el líder del PP, Pablo Casado, con su ofrecimiento a intermediar con CC para que con su abstención evite el bloqueo y la convocatoria de nuevas elecciones, las dos diputadas nacionalistas van a reiterar ante secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, que Sánchez tiene su voto en contra si va de la mano con Pablo Iglesias.

Desde esta posición, CC no espera ni busca ninguna oferta del PSOE para que cambie su intención de voto porque su rechazo al bloque de izquierdas «no es negociable» ya que se trata de un compromiso político con sus votantes. «No vamos a traicionar la confianza que nos han dado los canarios», señalan desde la formación nacionalista, «desde el principio dijimos que con Podemos no y lo vamos a mantener», añaden.

Los socialistas tampoco han mostrado en ningún momento especial interés en abrir una negociación con la formación nacionalista para buscar su apoyo o abstención y se han limitado a escuchar su posición para saber con cuántos votos pueden contar en el debate de investidura. Aunque Ábalos ha reprochado públicamente el empeño de CC de poner como condición sine qua non que no haya coalición ni pacto programático con Unidas Podemos, también ha dejado claro que los escaños canarios no son objetivo prioritario porque «la investidura no depende de dos votos».

Sin el respaldo del partido de Iglesias, Sánchez no tiene opciones de ser investido presidente -aunque solo con su apoyo tampoco-, salvo en el caso muy poco probable de que Ciudadanos o PP se abstengan para que arranque la legislatura y evitar un Gobierno dependiente de Unidas Podemos y de los soberanistas catalanes.

Precisamente la abstención de una parte del grupo parlamentario popular fue lo que sugirió Ana Oramas a Casado cuando este se arrogó el papel de interlocutor ante los nacionalistas para negociar su potencial abstención. La portavoz nacionalista en el Congreso replicó al líder nacional del PP que su partido no requiere de intermediarios para hablar de la investidura porque tiene hilo directo con Sánchez, y le invitó a autorizar a algunos de los diputados populares a que se abstengan «si lo que tiene es miedo a ir a unas nuevas elecciones».

CC considera prácticamente imposible que tal como están las cosas la investidura de Sánchez salga adelante en la convocatoria del 22 de julio y cree que en todo caso puede haber Gobierno en septiembre, sin descartar que pueda haber nuevos comicios.

Mientras, los nacionalistas esperan «al día siguiente» de la configuración del próximo Ejecutivo para definir la estrategia que van a seguir durante la legislatura: si en septiembre Sánchez logra constituir un Gobierno en minoría -sin acuerdo con Unidas Podemos- CC está dispuesta a colaborar a la gobernabilidad con acuerdos puntuales. De lo contrario, estará en la oposición.

  • 1

    ¿Cree que Fomento intenta limitar el descuento del 75% en los billetes aéreos a los canarios?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados