Borrar
Directo Comisión parlamentaria sobre la protección de menores en las islas
Imagen de archivo de la llegada de menores migrantes al muelle de Arguineguín. Efe

Cataluña y Vox aniquilan las dos posibles vías para que salga adelante el acuerdo de menores

El Govern ha manifestado que no apoyará la distribución de los niños y niñas y la ultraderecha amenaza con romper las coaliciones con el PP

Sara Toj

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 27 de junio 2024, 23:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El acuerdo para que el reparto de los menores migrantes que llegan a las islas sea obligatorio parece estar cada vez más lejos. Por una parte, la Generalitat de Cataluña rechazó ayer la propuesta conjunta de Canarias y el Estado para la reforma de la Ley de Extranjería, lo que pone en riesgo lograr el apoyo unánime de las comunidades autónomas. Otras regiones no entran a opinar, como es el caso del País Vasco, que mostró su «preocupación y solidaridad con las islas», pero se mantuvo al margen hasta conocer con detalle la propuesta en la Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia que se celebrará en las próximas semanas en el archipiélago. Comunidades autónomas del PP (como Madrid), e incluso del PSOE, ven también con recelo el acuerdo, lo que hace peligrar la necesidad de unanimidad en la conferencia sectorial, donde se acordarán los criterios a seguir en el reparto.

Por lo que respecta al Congreso de los Diputados, donde se tramitara la reforma de la ley, la aritmética para sacar adelante el acuerdo también se complica. Junts, que fue clave en la investidura de Pedro Sánchez, rechazó este jueves al acuerdo y puso como condición que se excluya a Cataluña del reparto de los menores para dar su apoyo. La dificultad de esta exigencia anticipa que no dará su voto positivo al texto pactado entre Canarias y el Estado.

Sin los siete diputados de Junts, el Gobierno de España no cuenta con la mayoría necesaria para aprobar la reforma, puesto que se quedaría con 169 diputados, de los 176 que se necesitan.

Al no tener los apoyos de la investidura, la única alternativa que tiene el Ejecutivo de Sánchez para que se apruebe el texto es el Partido Popular.

Aunque desde la dirección nacional del PP no se ha dicho abiertamente que se respalda el acuerdo, este jueves Vox vino a hundir cualquier posibilidad al amenazar con romper las alianzas que tiene con los populares para gobernar en distintas comunidades autónomas en caso de que lo apoye.

La formación liderada por Santiago Abascal fue la única que dio un «no rotundo» tras los encuentros que el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y el ministro de Política Territorial, Ángel Víctor Torres, mantuvieron con los diferentes grupos del Congreso a principios de esta semana.

En Canarias, a pesar de haber presentado algunos matices al texto, el PP de las islas apoya el documento, aunque lo considera «insuficiente». Una de las peticiones que hizo el vicepresidente del Gobierno, Manuel Domínguez, fue la de convocar una Conferencia de Presidentes, postura que comparte la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que pidió ayer al presidente del Ejecutivo estatal, Pedro Sánchez, que se convocara este encuentro para estudiar la situación de los niños y niñas migrantes que llegan al territorio nacional. Se trata de una petición que Ayuso hizo en una entrevista concedida a Antena 3 y recogida por la agencia Europa Press. La presidenta aseveró que «la situación que vive Canarias no va a acabar» y opinó que se está convirtiendo en un «verdadero problema» para las personas migrantes «que ya llevan tiempo» en el territorio y que no tienen «dónde estar ni cómo integrarse».

El optimismo sigue presente en las negociaciones. El ministro Torres ve cerca la votación del texto normativo, ya que aseguró que se hará «en pocas semanas». Hizo hincapié en que las islas no pueden dar una respuesta «en soledad» a los miles de niños y niñas que tutelan a día de hoy.

Torres confía en la Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia, donde se escucharán las propuestas de las comunidades autónomas. Tanto él como el presidente de Canarias esperan que la norma esté aprobada antes de que acabe el verano, pues la previsiones preocupan.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios