Imagen de archivo del Puerto de Las Palmas de Gran Canaria. / Juan Carlos Alonso

Canarias solo completará las medidas del Estado con ayudas al transporte

La oposición considera insufientes las propuestas del Estado para paliar los efectos de la guerra en las islas

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

No ha estado a la altura de las expectativas de Canarias el Real Decreto-ley sobre medidas paliativas por la crisis de Ucrania, aprobado la semana pasada por el Consejo de Ministros. Ni la oposición ni el vicepresidente del Gobierno, Román Rodríguez, las ven como suficientes, pese a que este último aseguró que «están bien».

Entre estas destacan el tope del 2% en el crecimiento de los precios del alquiler o la subida del 15% del Ingreso Mínimo Vital, pero el mayor impacto para el archipiélago continúa estando en el sector de los transportes.

Además de la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible repostado o las ayudas directas a empresas, que tendrán su repercusión en las islas, el Estado no contempla medidas específicas para la Comunidad Autónoma. Es más, solo se la menciona para referirse a la bonificación del 80% a la tasa del buque y mercancías marítimas procedentes de la Península.

«Hemos trasladado 21 propuestas al Estado, sin respuesta»

Rosa Dávila

CC

Critica la oposición, sin embargo, que no se incluya el transporte entre islas, lo que supone un gran desequilibrio que continuaría afectando a la inflación.

Ya la semana pasada, los técnicos del Ejecutivo preveían llevar al Consejo de Gobierno de esta semana una propuesta para compensar el coste de las rutas interinsulares, pero la necesidad de ultimar algunos detalles impedirá que el texto llegue a tiempo.

Pendiente queda también la bonificación del combustible o la recuperación de la bonificación en las tasas marítimas a los no residentes para los trayectos entre Santa Cruz de Tenerife y las islas verdes. Unas tasas que la Autoridad Portuaria rebajó el año pasado y que Torres prevé volver a ampliar la próxima semana.

El recordatorio vino por parte de la bancada de ASG, desde donde Casimiro Curbelo adelantó que los presidentes de los cabildos de La Palma, La Gomera y El Hierro promoverán una iniciativa legislativa para reducir el elevado coste del combustible en estas islas. Torres, por su parte, aseguró que ya trabaja en medidas específicas para las no capitalinas.

«La realidad es que mientras ustedes están hinchándose, las familias no llegan a final de mes»

Fernando enseñat

PP

«Aguante»

En una pregunta parlamentaria, el consejero de Transportes, Sebastián Franquis, reconoció el «aguante» del sector frente a la presión, tanto a nivel regional como nacional, y puso en valor el diálogo con las patronales, que consiguió paralizar la huelga.

Entre las medidas adoptadas por la Consejería, Franquis hizo referencia a la devolución del 99,9% del impuesto de combustible, la negociación abierta para actualizar el contrato del transporte y el compromiso de los taxistas para actualizar sus tarifas.

El Gobierno planteará por otro lado reducir las tasas aéreas, aunque las competencias no son exclusivas de la Comunidad Autónoma. Román Rodríguez señaló en este ámbito que aún no se observan las consecuencias de la crisis en las reservas ni en el precio de los billetes y que, de hecho, las previsiones para Semana Santa y verano son optimistas.

«No pedimos que renuncien a la recaudación pero sí que eliminen gastos superfluos»

Vidina espino

Grupo Mixto

En general, el también consejero de Hacienda se reafirmó en estos datos –así como las últimas estadísticas de desempleo– para asegurar que la economía canaria crece. «Toca pelear con la inflación pero tiene que ser desde una óptica inteligente», añadió. «Entendemos la urgencia pero tenemos que mirar en clave global para actuar a medio plazo».

Respondió así a la reiterada petición de los grupos de la oposición sobre la bajada generalizada de impuestos. Una medida ampliamente rechazada por el Gobierno al entender que el escenario internacional se ve afectado por la falta de materias primas y no por la demanda. Por tanto, esa reducción no se vería reflejada en el poder adquisitivo de la ciudadanía y, además, se perdería recaudación.