Imagen de una sesión del Consejo de Gobierno de Canarias presidido por su titular, Ángel Víctor Torres. / C7

Canarias ejecutó entre enero y marzo el 5% de las inversiones

Por departamentos, Transición Ecológica y Turismo son las que menos gastan del presupuesto asignado en los tres primeros meses

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La ejecución de la comunidad autónoma en los primeros meses del año se mueve a paso lento y, como es habitual, cogerá impulso en el último trimestre.

Así lo refleja la cuenta de gastos del presupuesto del Gobierno para 2022, que en el resumen por capítulos apunta que las inversiones realizadas entre los meses de enero y marzo apenas alcanzaron un 5% entre los capítulos VI y VII, es decir, entre las inversiones realizadas directamente y las transferencias de capital a las corporaciones locales, tanto cabildos como ayuntamientos.

Este porcentaje supone apenas 79 millones de los 1.468 presupuestados por el Ejecutivo autonómico para estos los dos capítulos. Las inversiones reales previstas alcanzan los 566 millones de euros, aunque en los tres primeros meses se han reconocido obligaciones por solo 27,7 millones, es decir, el 4,9%.

Respecto a las transferencias de capital, epígrafe en el que se consignaron en las cuentas autonómicas un total de 902,5 millones, la ejecución en el primer trimestre fue de año 51,2 millones, en torno a un 5,6%.

  • Gasto Las obligaciones reconocidas por el Gobierno de Canarias en el primero trimestre de 2022 ascendieron a 1.884 millones, el 19,4%.

  • Educación y Sanidad. Las áreas con más plantilla presentan una mejor ejecución: Sanidad un 25% y Educación un 22%.

  • Menor ejecución Transición Ecológica solo ha ejecutado el 4,3% de su presupuesto.

Estos porcentajes son similares a los registrados el año pasado. En marzo de 2021, casi un 6% de los 1.156 millones que sumaban entre los dos capítulos de inversiones habían sido ejecutados, aunque el registro en las transferencias de capital ascendía al 7,6%, practicamente el doble que lo ocurrido con las inversiones reales, que ni siquiera alcanzaron el 4%.

A nivel global, la ejecución presupuestaria de la administración autonómica en el primer trimestre de este año también obtuvo parecidos resultados a los registrados en el mismo periodo del ejercicio pasado.

Así, los datos de la Intervención General publicados ayer en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) reflejan un gasto del 19,4% sobre los 9.700 millones de presupuesto definitivo para este año, mientras que en 2020 la ejecución en esta misma fecha estaba en el 21%.

Consejerías

Por consejerías, entre las que peor ritmo de gasto presentaron entre enero y marzo se encuentra Transición Ecológica. La consejería que dirige José Antonio Valbuena cuenta con un 4,3% de ejecución presupuestaria -13,4 millones de un presupuesto de 310,5 millones-. Este departamento fue uno de los que más creció en las cuentas autonómicas de este año.

En los puestos de cola también se sitúa Turismo, Industria y Comercio, que de los 150 millones consignados para este año, había comprometido a finales de marzo apenas 7,2 millones, un 4,8%.

En un 5,6% de ejecución se sitúa Obras Públicas, Transportes y Vivienda, del total de 506 millones que sitúa su presupuestos para este año. Tampoco alcanza los dos dígitos la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, que en tres meses ejecutó 15,7 millones de los 171 millones disponibles (el 9,2%).

Buen ritmo

En el lado contrario, entre los departamento que más ejecutan, se encuentran los que tienen más obligaciones de personal, como son Educación y Sanidad, que deben cubrir la gran parte de la plantilla de la comunidad autónoma. Así, el primero de estos dos departamentos, ha gastado 474 millones, lo que supone el 22% de sus 2.164 millones.

En cuanto al área sanitaria, reconoció entre enero y marzo obligaciones por 805 millones, lo que significa el 25% de su presupuesto, que asciende a 3.226 millones de euros.

Los departamentos de Economía, Empleo y Conocimiento, así como el de Administraciones Públicas se mueven en unos porcentajes de ejecución que rondan el 18%, mientras que Derechos Sociales, el departamento que dirige Noemí Santana -uno de los que más obligaciones reconoció durante el ejercicio pasado-, está en el primer trimestre de este año en un 16%, casi un tercio de lo ejecutado en 2021 en este mismo periodo, cuando alcanzó el 42%.

El diputado del PP, Fernando Enseñat. / c7

«El mismo desastre de cada año»

El diputado del Grupo Popular en el Parlamento de Canarias, Fernando Enseñat, considera que el bajo nivel de ejecución de los capítulos VI y VII dedicados a inversión en el presupuesto autonómico es «igual de desastre que en años anteriores».

En cambio, los epígrafes que no requieren ningún esfuerzo especial, porque son los que destinan más recursos a pagar nóminas o el gasto corriente son los que registran mejores resultados.

A su juicio, y aunque es «prematuro» valorar el porcentaje de obligaciones reconocidas en el primer trimestre, sí indica que «todo lo que requiere un impulso del Gobierno, está bajo mínimos» e insiste en que «los capítulos I y II van igual de bien y los de inversión, igual de mal».

Del resumen de gastos e ingresos publicado por el BOC, hace hincapié en la recaudación fiscal. En este sentido, indica que la comunidad autónoma ha obtenido en este primer trimestre un 50% más por tasas, mientras que los impuestos directos suben un 24% y los indirectos un 28%.

Entiende el parlamentario popular que «se ha disparado la recaudación como nunca antes» y califica de «disparate» esta situación, generada en gran parte por la inflación no sólo por el incremento de los precios de la energía y el combustible, sino por el encarecimiento de los productos básicos.

Tal como ha venido insistiendo el PP, Enseñat considera «un exceso» la recaudación fiscal en las islas y aprovecha este nuevo dato, ahora certificado por la Intervención General, para demandar al Gobierno de Canarias una rebaja en los impuestos que alivie la carga de pymes, autónomos y familias.

«Con las cifras de recaudación que se obtienen mes a mes, el Gobierno ya no tiene excusas para no aplicar una rebaja selectiva de impuestos y desde luego no vale decir que la comunidad autónoma también ve encarecer sus servicios con la inflación».