Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de abril
El viceconsejero de Bienestar Social, Francis Candil. Cober
Canarias tiene 1.000 niños atendidos por su familia extensa o en acogida ajena

Canarias tiene 1.000 niños atendidos por su familia extensa o en acogida ajena

Candil plantea la necesidad de contar con una plantilla mayor que evalúe la idoneidad de los acogentes, además de más financiación

B. Hernández

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 3 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Canarias tiene en la actualidad 1.000 menores en situación de desamparo acogidos por familias -tanto con los que mantienen lazos de consanguinidad como ajenas- cuya tutela sigue recayendo en la comunidad autónoma.

De ellos, la mayoría -743- se integran en hogares de familiares (sobre todo de abuelos, tíos y hermanos), mientras que una tercera parte -256 niños y niñas- conviven con familias con los que no tienen parentesco.

Es en este grupo en el que se incluyen los «pocos casos» de acogida de menores migrantes no acompañados que han llegado hasta las costas del archipiélago. Además, se integran aquí las acogidas especializadas que requieren formación profesional -médicos o psicólogos, por ejemplo-.

En general, el número de familias acogentes en la comunidad autónoma se ha reducido significativamente en los últimos cuatro años. Uno de los objetivos de la Consejería de Bienestar Social es fortalecer este sistema, tal como explica el viceconsejero, Francis Candil.

Indica además que uno de los problemas que plantea esta fórmula de acogida es la edad de los menores, porque las familias optan por niños pequeños. Aún así, «si conseguimos que se acoja a niños de entre ocho y 12 años, el salto cualitativo de integración es muy importante», destaca.

Medios

En cualquier caso, hace hincapié en que profundizar en esta posibilidad requiere de más medios en las islas. Por un lado, se precisan trabajadores para calificar la idoneidad de las familias acogentes y, por otro lado, reforzar la compensación económica que reciben estas familias.

Igualmente, es necesario contar con mediadores culturales específicos, porque, puntualizan, estos chicos necesitan unas condiciones diferentes, no solo en relación con el idioma sino de «comprensión y respeto» hacia otros planteamientos culturales o religiosos, por ejemplo, indica Candil.

Insiste el viceconsejero en que el nivel de integración de estos niñas y niños acogidos por familias es «altísimo» y no genera rechazo. Destaca que esta fórmula ha sido puesta en marcha en Europa con los niños ucranianos desplazados tras la invasión rusa y el resultado fue «muy bueno, porque además humaniza el proceso de acogida».

Agrega que «todos tenemos claro que convivir con una familia es mucho más inclusivo que estar en centros» que, en las actuales circunstancias de acogida de casi 5.500 menores extranjeros no acompañados «o están masificados o tienen una dinámica que no siempre es la más adecuada para todos».

Exportar la iniciativa

El Gobierno de Canarias está empeñado en 'exportar' esta iniciativa tanto al Estado como a la Unión Europea (UE). Es una de las propuestas que ha presentado la consejera de Bienestar Socia, Candelaria Delgado, tanto a la ministra de Infancia, Sira Rego, como a las autoridades comunitarias en el Foro de Políticas de Alto Nivel y Conferencia Ministerial: La integración de los recién llegados por los Estados miembros de la UE, organizado recientemente por la presidencia belga del Consejo de la Unión Europea.

Su propósito es que esta línea de trabajo tenga unos aspectos de desarrollo común con el convencimiento de que la integración es «más fácil, más rápida y con mayor nivel de éxito» con una familia que en los dispositivos de acogida.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios