Baltar, más rico que Clavijo

19/02/2018

El responsable de Sanidad, José Manuel Baltar, es el consejero del Gobierno de Canarias más pudiente, por encima del presidente, según las cifras reconocidas en el portal de Transparencia. Soledad Monzón es la que mayor débito acumula, y José Miguel Barragán y Nieves Lady Barreto, los más humildes.

No es Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias, el que más patrimonio tiene de todo el Ejecutivo al contrario de lo que se podría pensar al ser el que más cobra: 72.215,64 euros anuales. Aunque la diferencia con el sueldo de los consejeros (66.736,40 euros) no es significativa. A pesar de que sus datos son de 2016 en el portal de Transparencia del Gobierno de Canarias, el líder de Coalición Canaria no es el que más patrimonio posee del grupo de gobierno. Es el responsable de la cartera de Sanidad, José Manuel Baltar, con un patrimonio reconocido de 626.843,51 euros, el más pudiente de los consejeros.

Según la declaración de bienes y derechos patrimoniales accesibles para cualquier ciudadano, Baltar reconoce en inmuebles un valor de poco más de 144.000 euros, casi 280.000 euros en cuentas corriente y otros bienes tasados en casi 480.000 euros. Además, el responsable de la cartera de Sanidad regional admite 172.402,31 euros en rentas temporales o vitalicias, lo que suman en total 626.843,51 euros reconocidos. Además, Baltar no tiene contraído ningún débito.

No es de extrañar la desahogada, pues ocupó durante quince años como directivo especializado diferentes puestos en el sector público sanitario y, desde hace veinte años, posiciones de dirección y gerencia en hospitales y empresas del sector privado.

En contraste, el presidente canario, según datos publicados de 2016, reconoce unos depósitos en cuenta corriente de 24.800 euros, otros bienes o derechos por valor de 99.800 euros o el valor de vehículos y otras posesiones de poco más de 15.000 euros. Clavijo reconoce en bienes e inmuebles un total de 223.290 euros, de los cuales tenía hasta la publicación de los datos un débito de 110.000 euros.

En el siguiente escalón están Pedro Ortega (264.124 euros), el último en llegar, Isaac Castellano (265.461,98), Soledad Monzón (273.256 euros) y Narvay Quintero (275.878 euros). Si bien la consejera es la que más deuda tiene reconocida hasta 2016, con 259.880 euros, pero Monzón tiene la vivienda más valorada del Ejecutivo por 272.000 euros.

Los menos pudientes...

En el otro extremo, los números más modestos reconocidos en el portal de Transparencia son los del consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, José Miguel Barragán, y los de Nieves Lady Barreto, responsable de Política territorial, Sostenibilidad y Seguridad, con 22.682,49 euros en 2017 el primero y 49.802,10 euros en 2016 la segunda. No parece haberle sido muy rentable la política a Barragán, al que no se le conoce otro empleo en la empresa privada según los datos expuestos por la página de Transparencia del Gobierno de Canarias. La consejera Barreto tampoco ha hecho fortuna a pesar de que acumula más de una década como política a pesar de su juventud.

En cuanto al vicepresidente, Pablo Rodríguez, cobra poco más de 2.000 euros anuales que el resto de consejeros (68.965 euros) y unos 3.000 euros menos que el presidente Clavijo, según los datos actualizados en 2017. El político grancanario reconoce el valor de sus inmuebles por 83.250 euros, pero tiene un débito superior de 85.707,50 euros y tan solo unos depósitos en cuenta corriente de casi 4.600 euros. En total su declaración de bienes e inmuebles es de 183.252,50 euros, contando con un seguro de vida de 95.425 euros, superior al del presidente Clavijo, que asciende a 60.000 euros.

La mayoría, con débitos.

Casi todos los responsables de las consejerías del equipo de Clavijo tienen contraída algún tipo de deuda bancaria relacionada con hipotecas. Aunque quien soporta el mayor préstamo de todos los miembros del Gobierno es de nuevo Soledad Monzón con 259.880 euros.