Borrar
Imagen de 'La novia gitana'. RC
Series en Antena 3 | 'La novia gitana': el buen pulso del thriller español

'La novia gitana': el buen pulso del thriller español

El libro superventas de Carmen Mola da el salto a imagen real con un buen arranque de la mano de Paco Cabezas, cineasta inquieto de carrera internacional.

Miércoles, 21 de septiembre 2022, 14:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Son muchas las series de inminente y próximo estreno que se presentan en el marco del Festival de Cine de San Sebastián. La ficción serializada, acorde a la actualidad, se ha ganado un hueco en el reconocido evento, donde se ha oficializado el lanzamiento de las grandes apuestas por capítulos de la temporada. 'La novia gitana' verá la luz el 25 de septiembre, apenas un día después de la finalización del certamen, directamente en el menú de Atresplayer Premium (cuya oferta en streaming, propia e inédita, está dejando atrás a la competencia en términos de tele lineal). Días antes la prensa especializada ha respondido al privilegio de poder visionar en pantalla grande el inicio de una de las propuestas con label nacional más esperadas del año.

El proyecto cuenta con varios datos a su favor. Está basado en un best-seller, obra del fenómeno Carmen Mola -en realidad un trío de hombres-, y se ha encargado de la dirección uno de nuestros realizadores más internacionales, Paco Cabezas, cuyo nombre figura en incontables producciones con pegada, entre ellas 'The Umbrella Academy', 'Clase letal', 'Penny Dreadful' o 'El alienista'. Su última película hasta la fecha, 'Adiós', protagonizada por Mario Casas, rodada en casa, marca el tono de esta iniciativa que aprovecha el indudable talento interpretativo de un reparto coral de campanillas.

'La novia gitana', donde el retrato de la ciudad de Madrid es un personaje más, empieza con contundencia, con una atmósfera de thriller bien trabajada. El cadáver de una mujer aparece bajo la lluvia vestida con un traje de boda. Le han trepanado la cabeza y le han introducido gusanos en la chaveta, entre otras lindezas propias de un psicópata. Al lugar del crimen acude la policía con extrema cautela. El escenario es desolador, máxime cuando hace unos años ocurrió algo parecido. El supuesto autor de aquella barbarie lleva tiempo entre rejas, con lo cual alguien le está copiando al dedillo, un imitador anda suelto, o han encerrado entre rejas a un inocente. Buenos primeros pasos, in crescendo, para un relato oscuro y truculento que aprovecha los códigos del género para situar al espectador a buen recaudo desde el primer segundo.

El sevillano Cabezas sabe narrar y encuentra buenos cómplices en su gesta tras la cámara, con una fotografía que bascula entre grises, entre el horror de la sangre y la melancolía de una luz del día que esconde muchos secretos. El clarividente casting está liderado por Nerea Barros, Goya por 'La isla mínima', en la piel de Elena Blanco, una inspectora obsesionada con su trabajo cuya vida emocional deja bastante que desear, autodestructiva e intensa debido a un hecho traumático del pasado. Volcada en encontrar respuestas al asesinato de la novia ensangrentada, se cruza con otras fichas sobre el tablero que se mueven entre el misterio y la desconfianza, entre el bien y el mal. Acompañan a la actriz, quizás demasiado dura en su rol, un estupendo Vicente Romero -nunca está mal este titán-, la siempre brutal Mona Martínez -puro carisma-, el inmenso Darío Grandinetti -da muy mal rollo- y un nutrido largo etcétera: Ignacio Montes, Lucía Martín Abello, Francesc Garrido, Ginés García Millán , Mónica Estarreado, Moreno Borja… Los diálogos que defienden van a la par.

Los inicios de Cabezas

Cabezas, un tipo con oficio, curtido en el arte cinematográfico trabajando en un videoclub, como un tal Tarantino, debutó en pantalla grande con una estimable cinta de terror, 'Aparecidos', mientras firmaba guiones de títulos como 'Sexykiller, morirás por ella' o 'Spanish Movie'. La adaptación al formato largo de su galardonado cortometraje 'Carne de neón' fue su siguiente paso antes de dar el salto a Hollywood, donde rodó 'Tokarev', con Nicolas Cage, y 'Mr. Right', con Samuel Rockwell. Actualmente se mueve entre España y Los Ángeles con una amplia trayectoria como director de series de género indispensables. Entre ellas podemos añadir títulos como 'The Strain', 'Into the Badlands' o la genial 'Dirk Gently' (¿cómo es posible que solo tenga dos temporadas?).

Con su entrega a 'La novia gitana' deja claro su intención de seguir levantando proyectos en su tierra, alternando iniciativas personales con encargos de peso, una sabía decisión atendiendo a las actuales reglas del medio audiovisual. Se ha batido el cobre solo ante el peligro como director, firmando la friolera de ocho capítulos, en torno a los 50 minutos de duración cada uno. 'La novia gitana' parte del libro de Carmen Mola, pseudónimo bajo el cual se escondían, hasta ganar en 2021 el premio Planeta con 'La Bestia', Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero, este último también guionista en los créditos de la serie. La apuesta de Atresplayer ha renovado por una segunda temporada que se inspirará en la continuación de la trilogía, la novela 'La red púrpura', donde la inspectora Blanco sigue con sus tribulaciones, enfrentándose a fantasmas propios y ajenos.

'La novia gitana' se une a la avalancha de atractivos thrillers rodados en nuestras fronteras que copan las plataformas y salas de cine, ya sea como película o serie -el pasado fin de semana se estrenó 'Santo' en Netflix, con Raúl Arévalo-. Con éxitos como 'La isla mínima', de Alberto Rodríguez, o 'Que Dios nos perdone', de Rodrigo Sorogoyen -que ha estrenado el filme 'As bestas' en San Sebastián-, como espejo donde reflejarse, podemos confirmar la excelente salud de una corriente imparable que atrae al gran público. Una tendencia liberadora que a su vez se mira en el cine de género internacional, con un toque castizo y una especial predilección por el audiovisual coreano –'Memorias de un asesino' en un pedestal- y la televisión británica (imprescindibles 'Line of Duty' o 'Luther, entre otras series de recibo). Una puerta abierta de par en par por el bien de nuestra industria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios