Borrar
Directo El Gobierno negocia 'in extremis' el apoyo del PP a la ley de extranjería
Ane Gabarain con el Goya a la mejor actriz de reparto por '20.000 especies de abejas'. Efe
Ane Gabarain: «'Patria' me dio prestigio pero no dinero»

Ane Gabarain: «'Patria' me dio prestigio pero no dinero»

La ganadora del Goya a mejor actriz de reparto se reconoce en «el lado punki» de su personaje en '20.000 especies de abejas': «Yo tambien soy un verso suelto»

Lunes, 12 de febrero 2024, 06:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Quienes conocían a Ane Gabarain (San Sebastián, 1963) por su papel de Maritxu en la serie 'Allí abajo', se quedaron conmocionados cuando la descubrieron como Miren, la terrible madre coraje de 'Patria', defensora de su hijo etarra. El inmenso talento de esta veterana actriz de mil montajes teatrales, a la que hemos visto en películas como 'La comunidad', '800 balas' y 'Loreak', brilla en '20.000 especies de abejas'. Ella es Lourdes, la tía-abuela de la protagonista, apicultora 'hippy' y defensora de medicinas alternativas, que se baña desnuda en el río y no se inmuta cuando el pequeño Aitor la dice que la llame Lucía. Su primer Goya como actriz de reparto lo recoge con 60 años y las cosas muy claras: «También hago cosas alimenticias porque me tengo que ganar el sueldo y cotizar», reconoce.

–Se la vio exultante al recoger el Goya.

–Claro. Estaba muy feliz por mi gente. Fuimos a la gala en coche desde Madrid porque estoy haciendo 'La casa de Bernarda Alba' junto a Patricia López Arnaiz. Nos cambiamos a toda leche y para Valladolid. A mí me hace mucha ilusión, pero pienso sobre todo en mi familia: mi madre, mi hermano... Les alegra más que a mí.

–Declaró sentirse orgullosa de formar parte de un grupo de actrices nominadas, «mujeres estupendas y maduras».

–No se dará tantas veces que las cinco nominadas seamos mujeres de una edad considerable. Fíjate: Luisa Gavasa, Ana Torrent, Clara Segura, Itziar Lazkano y yo. Todas tenemos ya un recorrido. Eso me hace mucha ilusión.

–Actrices con unas edades en las que se dice que ya no hay papeles, aunque estas nominaciones lo desdicen.

– Bueno, no sé. Tienes que tener suerte, que el papel encaje... Muchos factores. Las cosas aparecen cuando sigues en el camino, en la pelea.

Ane Gabarain con la pequeña Sofía Otero en el filme.

–«Mirar a esta niña ya me hace Superlourdes», afirmó. Supongo que la relación con la pequeña Sofía Otero ha traspasado lo profesional.

–Sí. Sofía es un ser especial, una cría sensible, inteligentísima, una actriz nata. El talento que tiene es impresionante, no solo de manera creativa, sino en el rodaje, provocando alegría en el resto del equipo. Las horas de espera con ella eran muy llevaderas. Es un descubrimiento de niña y sus padres también son maravillosos.

–Al recoger el Goya, dio las gracias a su familia por aliviar sus tormentos.

–Este es un oficio difícil, te da muchos sinsabores. Lo bonito es muy bonito, pero se pasa muy mal también. Yo tengo un carácter bastante sufridor y en mi familia somos una piña, por eso me acordé de ellos. Nos soportamos y aliviamos unos a otros.

–El Goya le llega después de una larguísima carrera en la que ha hecho de todo en el cine, el teatro y la televisión vascos. Por ejemplo, la primera comedia de situación de ETB, 'Bi eta bat'.

–De eso hace ya más de treinta años. Aquello fue también un hito importante en mi carrera porque se vio mucho. He hecho sobre todo televisión y teatro, me hubiera gustado haber trabajado más en cine. Yo soy una actriz vocacional y disfruto del trabajo. El medio depende de la historia, de los compañeros de viaje, de las condiciones... Lo importante es estar motivada.

–¿Se ha desengañado de la profesión? ¿Le sigue ilusionando un nuevo proyecto?

–Depende. Me sigue ilusionando si tiene ingredientes para ilusionarme. También hago cosas alimenticias porque me tengo que ganar el sueldo y cotizar. Y bienvenidos sean esos trabajos, porque seguramente un gran porcentaje de lo que hago sea alimenticio. Lo llevo con mucha dignidad, porque te da oficio y te hace una actriz fuerte. Yo empecé cargando y descargando, me he chupado muchos frontones haciendo de todo. Y, sobre todo, sin tonterías.

–El personaje de Miren en 'Patria', nominación al Emmy Internacional incluida, ¿marca un antes y un después en su carrera?

–Tuvo mucha trascendencia y me dio prestigio, pero no me dio dinero, ¿eh? No cambió mi vida porque sigo viviendo igual.

Ane Gabarain en 'Patria'.

–¿Qué tiene usted de esa tía Lourdes que se baña desnuda en el río y cura con las picaduras de las abejas?

–Igual no tengo mucho de ella, pero, de tenerlo, sería esa cosa punki de ser un alma libre, un verso suelto. También, como ella, tengo esa cosa de callarme, porque a veces valemos más por lo que callamos que por lo que decimos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios